6 razones por las cuales está bien fallar


El cometer errores es parte natural de vivir. Sin errores no podemos aprender y crecer, por lo que los errores son parte fundamental de la vida y de nuestro propio desarrollo. Sin embargo, tenemos una actitud y una resistencia a cometer errores que raya en el miedo, y esto impide que nos arriesguemos a hacer otras cosas, a intentar crear la vida que siempre hemos deseado. 

Es imposible vivir sin fallar en algo, a menos que vivas con tanta cautela que es posible que no hayas vivido en absoluto, en cuyo caso has fallado por defecto. J.K. Rowling

¿Por qué está bien cometer errores? 

Hay miles de razones por las cuales está bien fallar o cometer errores. Sin embargo, pasamos tanto tiempo tratando de evitarlos que olvidamos obtener lo mejor de la experiencia, olvidamos mantenernos presentes y vivir en el momento, olvidamos ser felices y estar agradecidos por lo que sucede en nuestra vida y por lo que ya tenemos. Esto nos hace sentir mas estrés, nos impide disfrutar de nuestra vida, simplemente porque nos mantenemos preocupados por el futuro, por el resultado final.

¿Te has dado cuenta que a veces tienes un objetivo y cuando llegas a él, la felicidad y el placer de lograrlo te dura 2 minutos? Este es precisamente el punto, estás tan preocupado de alcanzar tu objetivo que olvidas disfrutar el camino. Y al final te pierdes de disfrutar tu vida, siempre vas preocupado por alcanzar distintos objetivos sin realmente disfrutarlos. 

Todos en algún momento de nuestra vida fallamos, tal vez te encuentres en uno de esos momentos, y tengas problemas para alcanzar las metas que te has propuesto, este artículo te puede ayudar a salir de ese momento y darte un poco de esperanza. No importa que tan grande sientas que has fallado, tal vez te genere mucho dolor, pena o te sientas incómodo pero te aseguro que esa falla o ese error te ayuda muchísimo a mejorarte a ti mismo y tu vida. 

Tal vez no lo puedas ver en este momento, pero te aseguro que así es. Cuando cometemos un error podemos pasar por varias etapas de decepción, de vergüenza o de enojo, y todo está bien, es importante que dejes fluir tus emociones. Cuando seas capaz de dejar esas emociones y ver por encima de ellas, verás que todo esto que estás viviendo, o lo que viviste te ha dejado un enorme aprendizaje y al final del túnel verás el beneficio.

6 razones por las cuales está bien fallar

1. El cometer errores es inevitable

No importa qué tanto te resistas a fallar o qué tanto miedo tengas de cometer un error, lo más probables es que durante tu vida cometas errores o que falles en algo. Tu talento, tu inteligencia, tu esfuerzo y tu pasión no podrán evitarlo. No porque no puedas, sino porque es parte del aprendizaje, no nacimos sabiendo todo y siendo perfectos. Para poder desarrollar un conocimiento profundo es necesario experimentar, fallar y volver a intentar.

Digamos que el cometer errores es parte del proceso de aprendizaje. Todos, absolutamente todas las personas han fallado algunas vez, no importa si lo aceptan o no. No te dejes llevar por la imagen de perfección o con ese sentimiento de querer serlo. Nadie es perfecto, y lo único que te genera esa idea es la de estresarte constantemente por querer probar algo que es imposible ser. 

Si investigas un poco podrás ver que mucha gente que es exitosa en sus áreas, han tenido varios errores, hay muchos millonarios que han perdido todo su dinero, y nuevamente lo vuelven a recuperar. De hecho, parte de esos fracasos, estas personas aceptan han sido gran parte de sus éxitos. Lee un poco acerca de Steve Jobs, el cual hasta fue corrido de su propia empresa. Oprah Winfrey o Walt Disney. Todos en su momento han tenido errores, fallas y fracasos y sin embargo han llegado a ser muy importantes en sus áreas de negocio. 

2. Podrás aprender mucho más con los errores que con los éxitos

Siempre hay una forma de mejorar, ya sea algo en lo que haces, algo en lo que sabes o cualquier otra área en específico en tu vida. A veces no nos damos cuenta que necesitamos cambiar la forma en la que pensamos acerca de ciertas cosas, hasta que hemos cometido un error o nos damos cuenta que las cosas no resultan como lo habíamos planeado. 

En el trabajo por ejemplo, podemos pensar que determinada actividad resulta mejor como lo hemos planeado, pero no es hasta que terminamos de hacerlo que nos damos cuenta que no ha resultado, y es ahí donde tenemos la oportunidad de analizar qué fue lo que salió mal, y nos damos cuenta que hay mil y un formas de realizar la misma tarea, pero no todas nos van a traer resultados positivos. ¿De qué otra forma te pudiste haber dado cuenta? Pues si pensabas que ese era el procedimiento correcto, difícilmente hubieras optado por hacerlo de otra forma. 

Date cuenta que la forma en la que puedes aprender de tus errores y sacarles algo positivo es preguntarte, ¿Qué fue lo que hice mal? De esta forma podrás reflexionar y entender qué fue lo que te llevo a tener dicho resultado. Evita echarle la culpa a los demás, y analiza tu forma de pensar, tu comportamiento y tu actitud, no importa si es un trabajo en equipo siempre hay una forma en la que tú puedes lograr ser mejor, sin tener que hacer responsable a otros. Toma responsabilidad de tu vida y de tus resultados y así podrás realmente aprender. 

3. Los fracasos te hacen ser más fuerte

Los fracasos te hacen más fuerte mentalmente. El fracasar en algo te hace que te hagas más resistente mentalmente, dándote una fortaleza mental que no existe cuando tienes éxito.

«Sin lucha, no puede haber progreso». Fredrick Douglas

La autora de los libros de Harry Potter ha dicho en varias entrevistas cuando describe su camino hacia el éxito, que fue durante muchos años que ella falló y tuvo que hacer muchos sacrificios, pero lo único que la mantuvo era llegar a su objetivo, haciéndose más fuerte después de cada intento. Además de esto, ella dice que este proceso le ayudo a ser más inteligente y convertirse en una mejor persona. 

Si no conoces su historia, te cuento que le tomo 7 años el escribir y publicar su primer libro, y durante este tiempo ella tuvo que vivir en pobreza extrema, pidiendo ayuda del gobierno para vivir y mantener a su hija. Pero no se sintió derrotada y siguió luchando por lo que quería ser y tener. Hoy en día es millonaria gracias a sus libros y al hecho de no darse por vencida. 

En una conferencia en donde fue invitada a hablar, ella dijo «Es imposible vivir sin tener algún tipo de fracaso, a menos que vivas con tanta cautela que como si no hubieras vivido, en cuyo caso has fallado por defecto.»

El fracaso separa a los débiles de los fuertes. Algunas personas tienen un fracaso y se dan por vencidos abandonando sus sueños y metas de vida. Pero si no te das por vencido, desarrollarás esa fortaleza mental necesaria para volverte a levantar e intentar nuevamente. Las fallas y los errores no deberían de detenerte, al contrario deben darte la motivación para que vuelvas a intentarlo con más motivación y con más ganas de triunfar a toda costa. 

Cuando logras levantarte de cualquier suceso de tu vida, tienes esa confianza de que puedes superarlo todo. 

4. Los fracasos te permiten idear nuevas formas de hacer las cosas que quieres

Cuando fallas, te das cuenta que lo que estás haciendo no está del todo correcto y que puede haber otras formas de lograrlo. Digamos que es si lo aprovechas te da una oportunidad de arreglar las cosas, mejorarlas y alcanzar tus objetivos. Date cuenta que los errores son oportunidades que tienes para darte cuenta que hay cosas que puedes mejorar y aprender. 

Tomas Alva Edison es famoso por haber fallado 10,000 veces antes de que pudiera inventar un foco eléctrico. Pero en todas esas veces no se dio por vencido, Cuando en una entrevista en 1921, el hablo acerca de esas fallas, el dijo que para él no eran errores o fracasos, sino más bien oportunidades para que el viera que hay formas nuevas de hacer las cosas. 

5. Los fracasos te permiten arriesgar más en tu vida

El miedo que tenemos hacia los errores y los fracasos no hacen arriesgar menos, a tomar oportunidades por miedo a que resulten mal. ¿Te das cuenta que a veces es mas el miedo que tienes hacia los errores, que lo malo que pueda suceder si fallas? Cuando tratamos de vivir la vida de nuestros sueños, muchas veces no arriesgamos para lograrlo, nos enfocamos en nuestros miedos de intentar cosas diferentes, o arriesgar algo para obtenerla, aun cuando la recompensa puede ser enorme. 

Si te das cuenta el miedo nos simboliza dolor. Y hacemos todo lo posible por evitarlo. Es debido a que asociamos el dolor con el fracaso, que evitamos tomar riesgos en nuestra vida, sin importar lo que podamos ganar. Pero date cuenta que esta no es una forma muy buena de vivir la vida, aun cuando hayas cometido errores en el pasado, no tengas miedo de volverlos a cometer, la ganancia para ti puede ser enorme si tan solo te dieras la oportunidad de intentar algo nuevo el día de hoy. 

La peor tragedia de nuestras vidas es vivirla tan cautelosamente que perdamos la oportunidad de vivirla realmente. Cuando trabajas dentro de tu área de confort, si arriesgarte a nada, no tienes forma de mejorar absolutamente nada, pues aun cuando tu zona de confort no sea tan buena no te atreves a expandirla. Tomar cero riesgos significa cero oportunidades de mejorar o de obtener recompensas. 

Cuando no tomas riesgos no tienes variedad, puede hasta resultar en tener una vida aburrida pues siempre estás seguro, no ves oportunidades solo miedos. En cambio, aun cuando tengas miedo si te atreves a abrirte camino y encontrar oportunidades puede que la recompensa sea mucho más grande. Por ejemplo, hay gente que aplica a trabajos aun cuando no tengan todos los requisitos, quien sabe igual y tienen el trabajo más por la actitud que por todo lo que pedían. 

6. Los fracasos hacen que el éxito te sepa mucho mejor

Tal vez puedas disfrutar mucho al tener un éxito, pero sin lugar a dudas si en el camino a ese éxito has fracasado y te has levantado sin darte por vencido, seguro te sabrá mucho mejor, te sentirás mucho mejor contigo mismo y satisfecho. Este sentimiento de que lograste ese objetivo después de varios intentos es uno de los mejores sentimientos que puedes tener. 

Lograr ese objetivo es la culminación de todos tus esfuerzos, de todas esas batallas internas, toda esa pelea mental y el cansancio físico y psicológico. Esto es lo que hace que ese éxito sea uno de los mejores sentimientos. Te das cuenta de todo lo que tuviste que superar, de la persona en la que te has convertido a través de este proceso.

Si en este momento estás pasando por un mal momento, en donde no sabes si continuar o no, no te des por vencido, sigue intentando. Si en realidad es lo que deseas, si realmente quieres salir de tu zona de confort y lograr un objetivo en tu vida, levántate e inténtalo de nuevo. 

Aléjate de las cosas negativas, no escuches a la gente que te desanima, visualiza tu objetivo y haz realidad eso que deseas. Te aseguro que lo lograrás, siempre y cuando lo quieras con toda tu alma, y sepas muy dentro de ti que tú eres capaz de lograr eso y más. Manténte seguro que no importa si fallas una vez, no es el final de la guerra, sino solo una batalla. Continua hacia adelante y sé exitoso. 

¿Te encuentras en un momento similar? ¿Tienes miedo al fracaso? 

Pin It on Pinterest

Share This