9 signos de baja inteligencia emocional


Una baja inteligencia emocional puede afectarte en muchos aspectos de tu vida, aun cuando no te des cuenta de ello. De hecho, hoy en día se considera que la inteligencia emocional es aun más importante que el tener un coeficiente intelectual alto. Esto es debido a que la inteligencia emocional tiene que ver con la forma en la que te relacionas con las demás personas, la forma de responder a los retos y situaciones que están fuera de tu zona de confort. 

Al inicio, cuando se dio a conocer la inteligencia emocional se consideró como la explicación al hecho de que había muchas personas que tenían mejor rendimiento y más éxito que personas con un alto coeficiente intelectual. Y después de muchos años de investigación se pudo comprobar que el 90% de esas personas con más rendimiento y más exitosas contaban con un alto coeficiente de inteligencia emocional. (Fuente: TalentSmart)

9 signos de baja inteligencia emocional

La importancia de la inteligencia emocional

La inteligencia emocional juega un papel muy importante en tus relaciones personales, ya sea a nivel familiar, amigos, pareja o de trabajo, así mismo tiene que ver con cómo manejas las situaciones sociales y las decisiones que tomas para lograr resultados positivos.

La inteligencia emocional es esencial para construir una vida equilibrada

La inteligencia emocional a pesar de ser algo intangible tiene un gran impacto en tu vida y en la forma en la que puedes tener un equilibrio. No se trata únicamente de cómo te relacionas con las demás personas, se trata también de las decisiones que tomas en cada aspecto de tu vida y cómo te diriges en cada área. 

Salud física

La habilidad de cuidar tu cuerpo y especialmente el ser capaces de manejar el estrés, tiene un impacto profundo en tu salud en general, y además está vinculado a tu inteligencia emocional. ¿Por qué? Pues verás el ser consciente de tu estado emocional y tus reacciones ante el estrés de la vida cotidiana te hace tomar acciones para manejarlo de forma saludable y así poder tener una mujero salud. 

Salud mental

La inteligencia emocional afecta tu actitud en general y la visión que tienes de la vida. Es decir, te mantiene con una actitud más positiva ante ella, y esto te ayuda a aliviar la ansiedad y tener una menor probabilidad de sufrir depresión o tener cambios de humor radicales. Un alto nivel de inteligencia emocional está direcamente relacionado con tener una actitud positiva y ser más feliz en la vida. 

Relaciones personales

Al entender cómo te sientes en todo momento, serás capaz de manejar tus emociones apropiadamente. De esta forma, también tendrás la habilidad de comunicar tus sentimientos de una forma más constructiva.

A veces pasa que no sabemos cómo nos sentimos o solo nos enojamos sin ser conscientes de ello, es decir nos dejamos llevar por la emoción. Con la inteligencia emocional eres capaz de detectar tu cambio de humor de forma más proactiva y en lugar de dejarte llevar por la emoción podrás buscar formas más constructivas de manejarla y comunicarla a las personas que te rodean en caso de ser necesario. 

El conocer las necesidades y sentimientos de las personas con las que nos relacionamos y sobre todo aquellas que son una parte importante en nuestra vida nos hacer tener relaciones más profundas y más duraderas. 

Resolución de problemas

Cuando eres más consciente de lo que sucede a tu alrededor, de las emociones de los demás y no tiendes a juzgarlos, es más fácil que tengas más empatía. Esto resulta en una mejor forma de manejar los problemas o tal vez te de la oportunidad de evitarlos.

Asimismo, con inteligencia emocional eres capaz de negociar de mejor forma pues tienes la habilidad de entender las necesidades y deseos de otras personas. Así que de forma natural sabrás que otorgar o que ofrecer a las personas en todo momento y así hacerlas sentir mejor y tener mejores relaciones armoniosas. 

Ser más exitoso

Cuando desarrollas la inteligencia emocional es más probable que también desarrolles la capacidad de mantener motivado, pero una motivación que surge desde tu interior. Esto se traduce en que tienes la confianza de que puedes alcanzar lo que te has propuesto y continuas trabajando hasta lograrlo, es decir te mantienes enfocado sin procastinar. Por lo mismo de que tienes mejores relaciones personales, te lleva a tener mejores redes sociales y de soporte que te empujan más hacia el logro de tus objetivos. 

Ser un buen líder 

La habilidad de tener empatía y entender las necesidades de otras personas te ayuda a relacionarte con ellas de manera positiva y establecer lazos más fuertes lo que es una característica de líderes más positivos. Piénsalo, ¿qué hace a una persona un buen líder? Es mejor líder quien puede determinar las necesidades de las personas a su alrededor y encontrar formas en donde se puedan satisfacer, lo cual conlleva a un mejor rendimiento y a tener una mayor satisfacción en el ambiente laboral. 

Un líder con inteligencia emocional tiene la capacidad de construir equipos más fuertes y con mayor rendimiento al elegir gente con diversidad emocional que conlleve a tener un beneficio en el equipo. 

Como puedes ver la inteligencia emocional se puede traducir en todas las etapas de tu vida, puedes aprender a desarrollar esta habilidad para sacarle provecho y mejorar tanto tus relaciones personal, como tu situación laboral, hasta el crear una imagen de un futuro más positivo. 

9 signos de baja inteligencia emocional 

El nivel de inteligencia emocional de individuo también se le conoce como el coeficiente de inteligencia emocional. Aquí te doy algunos ejemplos de comportamientos que indican un bajo coeficiente de inteligencia emocional. 

1. Te estresas fácilmente

El estrés es un signo de baja inteligencia emocional

Cuando mantienes tus sentimientos dentro de ti, sin poder exteriorizarlos o te impides demostrarlos esto hace que empieces a acumularlos dentro de ti. Esto a su vez genera tensión, estrés y ansiedad. El no atender tus emociones crean una carga innecesaria en tu cuerpo y en tu mente. 

El desarrollar una inteligencia emocional te ayudará a manejar de mejor forma tus emociones, pues en principio serás más consciente de ellas y buscarás atenderlas de forma positiva, mucho antes de que te generen estrés o ansiedad. 

Además la gente con poca inteligencia emocional suele manejar sus emociones de forma negativa, como dejarse llevar por ellas provocando ansiedad, depresión o atenderlas con abusos de sustancias, o comportamientos negativos. 

2. Tienes poca confianza en ti mismo y tiendes a reaccionar de forma negativa

Poca confianza y no valorarte

La gente con alta inteligencia emocional muestran comportamientos más positivos como tener buenos modales, empatía y amabilidad hacia las otras personas, pero además de esto son capaces de hacerse valer y de establecer límites apropiados a las demandas de terceros. 

Al contar con estas habilidades es más fácil que sean capaces de manejar los conflictos de forma proactiva. Reflexiona un poco, cuando hay una situación que no esta dentro de tu control o algo que no te gusta, ¿cómo tiendes a reaccionar? ¿Te enojas o recurres a comportamientos pasivo-agresivos? 

La pesonas que tienen una inteligencia emocional desarrollada permanecen en equilibrio y son capaces de hacer valer sus opiniones sin tener que recurrir a comportamientos negativos. Además, son capaces de alejarse de este tipo de situaciones de forma más eficaz, con lo que les ayuda a neutralizar a la gente con comportamientos negativos o gente tóxica sin peleas, discusiones o sin hacer enemigos. 

3. Tienes un vocabulario emocional limitado

No reconoces tus emociones

Todos los humanos experimentamos distintas emociones, pero son muy pocos aquellos que son capaces de identificarlas en el momento en el que están ocurriendo.

¿Cuántas veces te ha pasado que te pones de malas y alguien te pregunta si lo estás? ¿Qué es lo que respondes? ¿no? Yo creo que es cuestión cultural que optemos por ocultar nuestras emociones y cuando somos adultos ya no las reconocemos. 

El desarrollo de la inteligencia emocional empieza desde que somos niños, cuando nuestros padres nos dicen que no es bueno llorar, o que nos castigan por hacer berrinches o nos dicen que está mal estar enojados. Es importante que los padres ayuden a los hijos a ser conscientes de sus emociones, y a manejarlas de manera apropiada, no con golpes ni gritos, sino permanenciendo tranquilo y orientando al niño. De esta forma cuando somos adultos podemos identificarlas y saber que hay una forma apropiada de manejarla. 

De acuerdo a TalentSmart, el 36% de la gente puede identificar sus emociones adecuadamente y en el momento preciso. Te imaginas que el resto de personas andamos por ahí sin darnos cuenta de lo que sentimos y nos impide manejarlo adecuadamente. Esto nos lleva a que vivamos sin identificar nuestras propias emociones y por lo tanto no podemos entenderlas, ni entendernos a nosotros mismos, lo que nos lleva a tomar decisiones incorrectas y realizar acciones que no nos llevan a nada. 

La inteligencia emocional te ayuda a manejar tus emociones pues eres capaces de comprender qué es lo que está sucediendo dentro de ti, de manera inmediata, y esto por lo mismo conlleva a que puedes tener un amplio vocabulario de emociones. Fíjate en cómo describes lo que sientes, ¿eres capaz de decir exactamente lo que sientes o nada más te describes como «me siento mal»?.

Los individuos con alta inteligencia emocional son capaces de describir su sentir con otro tipo de adjetivos, como por ejemplo: «me siento irritable», «me siento ansioso», «me siento reprimido». Entre más específico seas con tus palabras, más específico serás al identificar el cómo te sientes, qué fue lo que causó tu sentir y cómo puedes solucionarlo. 

Las emociones fuertes son dificiles de entender para la gente con un coeficiente de inteligencia emocional baja y por lo regular lo que hace es huir de ese tipo de situaciones o esconder sus sentimientos. Lo que hace que también sea más difícil el controlarse y pueden a veces tener explosiones de enojo o ira. 

4. Tienes muchos prejuicios y te generas una idea basada en suposiciones

Tienes prejuicios y baja inteligencia emocional

Si te formas un opinión muy rápida de las personas o de ciertas situaciones sin tener evidencia suficiente y además ignoras cualquier tipo de evidencia que sugiera lo contrario entonces tal vez debas trabajar en tu inteligencia emocional. Frecuentemente, gente con baja inteligencia emocional se encuentran en discusiones (innecesarias) y tratando de obligar a la gente a que vean su punto de visto aun cuando no tengan razón. 

Esto como verás es sumamente peligroso cuando estamos hablando de líderes o jefes que llevan a sus subordinados o compañeros a ejecutar ideas que no tienen ningún soporte o que no son benéficas ni para el negocio ni para las personas en sí. 

La inteligencia emocional te puede ayudar a ser un poco más paciente para formarte una opinión, pues después de todo nuestras primeras reacciones ante un hecho, persona o idea esta basada únicamente en emociones, por lo que es necesario analizar la situación y no reaccionar.

Las personas con inteligencia emocional se dan tiempo para desarrollar sus ideas, considerar consecuencias y tomar decisiones basados en algo más que una emoción inicial. Además, son capaces de tomar en cuenta otras ideas, argumentos y opiniones de otros que los pueden llevar a tomar una decisión más equilibrada y por lo tanto son capaces de comunicar sus ideas, opiniones y decisiones de forma más efectiva. 

La gente con poca inteligencia emocional sienten que siempre están bien y defenderán su postura hasta con los dientes y de forma irracional, además no escuchan a los demás aun cuando los argumentos puedan ser válidos. Esto es mucho pero cuando la persona no entiende lo que las otras personas sienten o tienen poca empatía. Por lo regular sueles ser muy pesimistas y demasiado críticos de las otras personas. 

5. Eres rencoroso

eres rencoroso

¿Sabías que las emociones negativas que provienen del ser rencoroso son sólo una respuesta al estrés? Imagina que tuviste una situación negativa, y solo el pensar en ella te lleva a hacer sentir que debes de pelear o huir de ahí, es decir tienes un mecanismo de defensa que te dice que tienes que huir de dicha situación para sobrevivir.

Cuando sientes una amenaza el tener este tipo de reacción es parte de nuestro sistema de supervivencia, pero cuando además de todo esto gastas energía y esfuerzo en mantener un sentimiento de rencor hacia una situación o una persona que generó dicha situación, entoces esto hace que tu generes un desajuste en tu cuerpo, y hasta te lleve a tener problemas de salud. De hecho, investigadores de la Universidad Emory han demostrado que al ser rencorosos y mantener el estrés en tu cuerpo puede causar alta presión arterial y enfermedades cardíacas. 

El liberarte de las emociones negativas no sólo te ahorrará problemas de salud, sino que te hará sentirte mejor y hará que tu mente en lugar de ocuparse de lo negativo libere ese espacio para enfocarte en cosas más positivas y en alcanzar lo que realmente deseas. Deja el pasado en el pasado, muévete hacía adelante y olvida el rencor y los enojos. No quiere decir que no sientes enojo, quiere decir que lo dejes ir y que te liberes de las emociones negativas. 

6. Tienes miedo a cometer errores y además te cuesta trabajo superarlos

Tienes miedo a los errores

¿Te cuesta trabajo distanciarte de tus errores? o tal vez cuando cometes un error te la pasas recriminando aun después de mucho tiempo de haberlo cometido. La gente con inteligencia emocional sabe distanciarte de los errores, es decir saben que los errores no los definen como personas, pero también los aprenden a utilizar como herramientas para mejorar. Es en base a ellos que pueden tener lecciones aprendidas y se refieren a esos errores para mejorar no para torturarse. 

El hecho de ser más consciente te hace analizar las situaciones de diferente forma, en lugar de recordarlas como algo negativo se pueden utilizar como algo que te puede ayudar en el futuro y si cometiste un error saber cuál fue la razón y poder tomar cartas en el asunto. Y con cartas en el asunto me refiero a analizar lo que tú como individuo hiciste bien y lo que no fue tan bueno para mejorarlo no para odiarte a ti mismo. 

La clave para no temerle a los errores es utilizarlos como un paso a tu desarrollo y mejorar, esto te mantendrá motivado para seguirte levantando y conservar la motivación. 

7.  Culpas a los demás por cómo te sientes

Culpas a los demás por tus emociones

Date cuenta que el cómo te sientes surge de ti mismo, tú tienes la decisión de sentirte de una u otra forma y permanecer la cantidad de tiempo que prefieras en ese estado de ánimo. Nadie te obliga a permanecer enojado, triste o deprimido. El pensar que otras personas son responsables de cómo te sientes te quita poder y responsabilidad de ti mismo, además que te mantiene atado y pensando que eres víctima. 

La gente con un coeficiente bajo de inteligencia emcoional al no saber cómo se sienten se ven en problemas debido a la falta de conciencia en sus emociones y en cómo manejarlas de forma saludable. Lo primero que tienden a hacer es culpar a otras personas por lo que ellos están viviendo y sintiendo. En lugar de tomar responsabilidad de su situación piensan que son las otras personas las que la generan. 

Es posible que al tener este tipo de comportamiento sientas que no tienes opción para salir de estas situaciones de problemas y que no puedas entender porque estás viviendo estas situaciones. 

8. Te ofendes fácilmente

Te ofendes facilmente

Cuando sabes exactamente cómo te sientes y además sabes que tú eres responsable de tus emociones es mucho más difícil que otras personas te hagan sentir mal o que lleguen a quitarte tu tranquilidad. Las personas con alta inteligencia emociona tienen más confianza en si mismas y son más abiertas de mente, lo cual hace que no se tomen las cosas personales. 

Si hay situaciones en donde las cosas no van tan bien o hay personas que no piensan como ellos no lo toman como un ataque a sí mismos, sino que son capaces de analizar la situaciones sin reaccionar en base a una emoción específica. Asimismo, con una inteligencia emocional más desarrollada sabes exactamente cuáles son las situaciones que te pueden desequilibrar, por lo que actúas a tiempo y sabes establecer un límite apropiado en dicha situación. 

Es importante que te comente que la inteligencia emocional no se trata de que nunca te enojes o de que seas bueno todo el tiempo, más bien se trata de manejar las emociones adecuadamente. Y a veces eso significa que dejes que la otra gente sepa cuando estás enojado, triste o frustado, nunca en forma de desquite sino más bien sabes exactamente cómo comunicar esas emociones para que la otra persona entienda cómo te sientes en ese momento. 

Cuando te la pasas enmascarando u ocultando tus emociones con una falsa felicidad y un falso positivismo te muestra como alguien poco genuino, y además reduce tu productivida pues estás tratando de aparentar algo que no eres. Con la inteligencia emocional serás capaz de emplear tus emociones tanto positivas como negativas intencionalmente de acuerdo a la situación y de la forma más apropiada. 

9. No tienes empatía

No tienes empatía

Yo personalmente pienso que cuando tú no sabes reconocer lo que te sucede en el interior es más difícil que puedas tener un equilibrio, asimismo, si no te amas es más difícil que ames realmente. Y esto mismo pasa con la empatía, si no sabes reconocer tus emociones, te será más difícil reconocerlas en las demás personas y entenderlas, y es esto lo que es la empatía.

Es muy difícil para una persona con baja inteligencia emocional saber lo que otra persona está sintiendo en el momento, pues para ellos es dificil conectar de manera emotiva y entender lo que sucede. 

Como puedes entender esto afecta todas las áreas de tu vida, desde tu vida familiar, con tus hijos, con tu pareja, amigos, trabajo y hasta con gente desconocida. Si crees que debes de trabajar más en tus habilidades para mejorar tus inteligencia emocional te recomiendo este artículo de 4 hábitos para mejorar tu inteligencia emocional

 

10. Piensas que las demás personas son muy sensibles

Los demás son muy sensibles

Cuando no tienes empatía y por lo tanto no reconoces como la gente se está sintiendo es posible que actúes de forma que causes malestar a otras personas. Por ejemplo hacer bromas de mal gusto o en momento inapropiados. Además de esto, es posible que pienses que la gente es demasiado sensible, en lugar de aceptar su propia responsabilidad y entender porque la gente reacciona de cierta forma a su conducta. 

Desarrolla tu inteligencia emocional

Tal vez no tengas todos los puntos que aquí te muestro, pero yo creo que todos tenemos una oportunidad para mejorar nuestra inteligencia emocional, pues como te lo comenté al inicio yo creo que es algo que desarrollamos desde niños y que la mayor parte de nosotros ya sea por educación o por cultura no tuvimos esa oportunidad.

De todas formas yo creo que siempre tenemos un área en donde podemos ir mejorando y la inteligencia emocional puede ser una de ellas, la cual nos ayudará a mejorar en muchas otras áreas de nuestra vida.

Cuéntame ¿Qué te pareció este artículo? ¿Crees que debas de trabajar en un área en específico de tu inteligencia emocional?

Fuente: Talent Smart
Algunas fotos fueron diseñadas por katemangostar / Freepik

 

Pin It on Pinterest

Share This