Cómo cambiar mi vida totalmente
Estrategias que te ayudarán a lograrlo

Cómo cambiar mi vida totalmente – Estrategias que te ayudarán a lograrlo

A veces el crecimiento es doloroso, a veces el cambio es doloroso. Pero nada es más doloroso que quedarse estancado en donde no perteneces.

Hace ya un poco más de un año que tuve a mi hija, y eso en sí mismo es un gran cambio para cualquier persona, pero el hecho de querer ofrecerle lo mejor de mi y del medio ambiente me dio la motivación necesaria para hacer cambios graduales pero radicales en mi vida diaria y mi forma de pensar.

Cómo ya les había mencionado antes, aunque ya conocía la importancia de mantener una estructura de pensamiento positiva era muy fácil olvidarme y dejarme llevar por mis hábitos y por la rutina, pero en ese momento comprendí que si realmente quería un cambio total en mi vida y de mi familia había que hacer cambios radicales y mantenerlos. Es ahí donde empecé por cuidarme más, cuidar mi cuerpo y mi mente, básicamente es una inversión en tí mismo. Esa inversión la puedes hacer de muchas formas pero es importante que lo hagas, no importa que es lo que elijas.

Yo creo que muchos, sino es que la mayoría de nosotros queremos hacer algún tipo de cambio en nuestras vidas, cambiar de trabajo, empezar nuestra empresa, bajar de peso, dejar de fumar o de beber, salir de deudas, etc. Pero lo que pocas veces hacemos es decidir cambiar, encontrar una motivación y seguirla. Este paso (el de la motivación) es lo más importante que debes hacer para transformar tu vida entera y mantenerte en ella.

Impedimentos para cambiar tu vida

Primero que nada hay que estar consciente de los pensamientos y actitudes son lo que nos impide realizar un cambio verdadero, y no sólo realizarlo sino que muchas veces ni siquiera nos permitimos iniciar algo nuevo. Así que nunca intentamos nada pero seguimos soñando con que algún día mágicamente tengamos la vida con la que tanto hemos soñado.

Algunos de los impedimentos más comunes que la gente tiene para iniciar un cambio son: 

  • Miedo al cambio, obviamente aunque sabemos que es necesario hacer algún cambio muchas veces tenemos miedo de que ese cambio no sea bueno o el simple hecho de salir de nuestra zona de confort nos asusta lo suficiente para no hacer nada
  • No querer sentirse incómodo, esta muy relacionado al punto de arriba pues tiene que ver con nuestros miedos, pero también con el hecho de no querer moverse para ningún lado. Muchas veces optamos por quedarnos con lo que ya conocemos, aunque no sea tan bueno o no sea lo que realmente nosotros queremos. Por ahí dice el dicho, Mejor viejo por conocido que nuevo por conocer, y desgraciadamente muchos vivimos bajo este concepto, sin darnos oportunidad de probar algo que a lo mejor es lo que estábamos pidiendo o esperando.
  • Miedo a la incertidumbre, algunos de nosotros nos gusta planear hasta el último detalle de nuestros días y hasta de nuestras vidas, pero a veces hay que dejar que las cosas fluyan y tener confianza de que el resultado será lo mejor.
  • Cansancio, el estar cansado todo el tiempo y aburridos con nuestra vida y con la rutina nos impide movernos y sacar las fuerzas necesarias para hacer un cambio
  • Miedo al fracaso, este miedo muchas veces nos paraliza por que vemos las fallas como un reflejo de nosotros mismos, es decir, si fracasamos en algo nos hace ser fracasados. (sólo quiero decir que no hay nada más alejado a la realidad)
  • No tener tiempo, este es de los pretextos más comunes para no hacer el cambio. La gente se queja de no tener tiempo, pero si les preguntas que hacen en la tarde o noche que llegan a sus casas te dicen que TIENEN que ver el episodio de su serie favorita o telenovela en el peor de los casos. ¿En verdad no tienes tiempo para invertirte en ti mismo? Haz cuentas y verifica cuánto tiempo pasas tirado viendo el televisor o frente a la computadora perdiendo el tiempo en Facebook.
  • Esperar a que algo pase, como lo dije en un punto anterior, muchas veces esperamos que algo mágicamente pase para que nosotros decidamos hacer el cambio, o esperemos a ser felices. Y digo mágicamente por que no estamos dispuestos a hacer algo por nosotros mismos, pero esperamos a que las condiciones “perfectas” se presenten.
  • Perfeccionismo, esto aunque muchas personas lo consideran una cualidad realmente no lo es tanto, el ser perfeccionista te impide invertir tus esfuerzos en otras cosas más productivas por concentrarte en determinadas cosas, o te impide iniciar algo nuevo porque sabes que es algo que no vas a perfeccionar.
  • Pensar que es demasiado lo que tienes que hacer, a veces nos enfocamos tanto en todo lo que queremos cambiar que nos sentimos abrumados por la cantidad  de cosas a cambiar, pero la estrategia más efectiva es la de empezar con cosas pequeñas, como pequeños hábitos que al cabo de un tiempo logren hacer un cambio sustancial en tus hábitos y en tu vida. 
  • No saber cómo, cuando estamos en una situación en donde no podemos salir o estamos tan preocupados o enojados con esa situación que nos es imposible ver la salida, es aquí cuando necesitamos un poco más de ayuda y otra forma de pensar que nos abra el camino. 

Aunque podrás pensar que todas estas razones son válidas para no empezar el cambio, quiero decirte que no lo son, son sólo un pretexto para no iniciar nada y mantenerte viviendo la vida que no te hace realmente feliz.

No te digo que tus miedos y la incomodidad que puedes vivir al principio no sean reales, sólo te digo que no son lo suficientemente fuertes cómo para impedirte mejorar, todos estos puntos anteriores pueden ser superados. Yo personalmente he pasado por muchos de ellos, y muchísima gente los han tenido y sin embargo los han superado y sobretodo ESO es precisamente lo que los ha hecho exitosos. Todos tenemos las mismas cualidades y oportunidades para sobresalir y lograr todos nuestros objetivos, no eres ni más ni menos que toda esa gente que ves que es rica o famosa o importante, TÚ eres capaz de hacer TODO lo que te propongas hacer.

¿ Cómo cambiar tu vida totalmente?

Ahora si llego el momento de compartir contigo algunas de las cosas que me han ayudado a superar todos esos retos que nosotros mismos nos hemos puesto, te ayudará a encontrar la motivación necesaria y priorizar las acciones que debes realizar para conseguir el cambio en tu vida.

Analiza tu vida y encuentra qué es realmente lo que quieres cambiar

Si no sabes qué es lo que quieres cambiar o qué es realmente lo que quieres de tu vida será muy difícil poder hacer un cambio en ella. No te digo que vayas directo al psicólogo y hagas un recuento de toda tu vida, más bien te pido que te tomes 20 minutos para analizar cuáles son tus deseos. Haz una lista de todo lo que se te ocurra, si te ayuda puedes dividir la lista en cosas físicas o materiales y cosas no materiales. Por ejemplo: en las cosas físicas puedes desear tener un mejor trabajo, tener más dinero, tener un coche, etc. En las cosas no tangibles o espirituales, quieres tener más confianza en ti mismo, quieres más armonía, etc. Una vez que tengas tu lista, prioriza cuáles son las dos cosas más importantes que quieres en este momento, pregúntate por qué las quieres y por qué son importantes, pregúntate si esto es realmente importante para sentir que vale la pena vivir tu vida. Esto te ayudará a priorizar correctamente. Tómate el tiempo necesario, no quieras apresurarte, medita, ve a dar un paseo o recuestate pero date la oportunidad de reflexionar que es realmente lo que te hace feliz.

También te recomiendo este post acerca de cómo establecer metas y objetivos de vida, te aseguro que te ayudará a profundizar en tu interior y encontrar aquello que verdaderamente te hace feliz.

Haz tuyo ese deseo y manténlo vivo.

Si éstas leyendo este artículo supongo que es porque quieres realizar un cambio positivo en tu vida, no dejes que ese deseo muera después de que termines de leer el artículo, haz el ejercicio que te planteo aquí, alimenta el deseo. ¿Cómo? Lee artículos que se relacionen a lo que tu quieres (los dos deseos más grandes que descubriste en el punto anterior), imprime imágenes o grábalas en tu celular o computadora, invierte en ti mismo y lee libros de desarrollo personal. No pierdas el deseo, aliméntalo es necesario para mantener tu motivación viva.

Crea el espacio necesario para realizar el cambio

No puede haber cambios sino creamos el espacio necesario para realizarlos. Es decir, es necesario dedicar un tiempo a nuestro propio desarrollo, a alimentar el deseo, a motivarnos, a cambiar nuestra mentalidad, y esto no pasará sino le dedicamos tiempo. Puedes empezar por la mañana,  a la hora del lunch o de la comida, o en vez de ver tu programa favorito en la noche, invierte ese tiempo a ti mismo. No te asustes, puedes empezar con 10 o 15 minutos diarios, pero asegúrate de bloquear ese tiempo para ti mismo, no para actividades sin sentido que no te aportan nada.

No olvides checar mi post de la rutina matutina, es un recurso excelente para implementar ejercicios y actividades que te llevarán de la mano para realizar el cambio.

Grupo de soporte – Rodéate de gente con el mismo interés de cambiar su vida.

Un paso importante y que es de gran ayuda es el de rodeaerte de gente que quiera también realizar un cambio, pueden ser amigos o familiares o muy bien pueden ser gente en línea que tenga el mismo objetivo. Ellos te ayudarán a mantenerte motivado y hasta te pueden dar ideas cuando no sepas que hacer o cuando quieres probar algo nuevo.

Trata de buscar alguna comunidad que comparta tu objetivo, platica con gente positiva y aléjate de las peleas y todo aquello que no te hace sentir bien o que te aleja de tu objetivo de bienestar. 

Empieza poco a poco

No es necesario empezar a hacer un gran cambio, sobretodo si el cambio que deseas es muy grande, es importante empezar con pequeños pasos que te llevarán a tu objetivo pero que te ayudarán a establecer pasos realizables y duraderos. Esta es la mejor forma de hacer un cambio, tomar pequeños pasos hasta lograr cambiar tu vida totalmente.

Como lo verás en mi post acerca de lo mini hábitos, esta estrategia es infalible para lograr verdaderos cambios pues al hacerlo de poco a poco aseguras que sean perdurables. 

¿Qué es lo que te gustaría cambiar? ¿Tienes algún objetivo en mente? Platícanos que piensas acerca de esto

Otros artículos que te pueden interesar para hacer un cambio: 

Cambiar tu vida: 5 pasos para reiniciarte y avanzar

27 hábitos para cambiar tu vida

Pin It on Pinterest

Share This