Cómo encontrar la motivación y ser feliz


¿No te pasa que hay días que no quieres ni salir de la cama, mucho menos ir al trabajo? Pero sucede que siempre tenemos algún conocido o algún compañero de trabajo que siempre está sonriendo, que tiene mucha energía y que pareciera muere de ganas por iniciar su día. Esto a veces hasta nos hace deprimirnos más o hasta mirar feo a aquellas personas que se despiertan con la sonrisa en la boca. Si el no querer salir de la cama o no encontrar una motivación para hacerlo se te ha vuelto una rutina, tal vez este artículo te ayude a cambiar un poco tu actitud, la forma en la que te levantas y a encontrar esa motivación interior que te hará más feliz y te hará mantenerte entusiamado por todo el día. 

No te voy a decir que está mal que haya algunos días en donde te sientas más cansado o donde te cueste trabajo salir de la cama o simplemente estar aburrido con el trabajo o con alguna parte específica de tu vida. Es más, creo que veces son necesarios estos momentos pues nos indican que hay que hacer algún cambio, no siempre físico, sino mental o de actitud. Digamos que al tener un contraste de lo que no queremos nos ayuda a rectificar y cambiar para tener lo que deseamos. 

El verdadero problema es el mantenerte así todo el tiempo, a lo mejor conoces alguna persona en el trabajo que siempre está de malas, como si odiará su trabajo o su vida misma. Eso es exactamente lo que queremos evitar, llegar a ese punto en donde ya no quieras continuar. Recuerda que si quieres hacer un cambio de trabajo o cualquier otro cambio en tu vida, el enfocarte en lo negativo únicamente te hará más difícil el cambio.

¿No te ha sucedido que a veces cuando más estás disfrutando una situación te llega algo mejor? Yo creo que se debe a nuestra actitud de estar abiertos a ver las oportunidades y a ver la vida desde un punto de vista más positivo. Si crees en la ley de la atracción esto te puede sonar congruente, si no de todas formas no podrás negar que tiene sentido el que cuando permaneces positivo, una el tiempo se te pasa más rápido y dos eres capaz de ver más oportunidades, en donde con un enfoque negativo solo verías fallas y problemas. 

¿Qué es la motivación? 

Aunque no lo quieras ver o no lo creas, la motivación forma un parte sumamemente importante en tu vida y es necesario alimentarla para que tú seas capaz de lograr tus metas, de disfrutar la vida y ser más feliz. 

Sin embargo, a veces pensamos en la motivación como algo muy simple, o como si una frase inspiradora nos pudiera motivar para hacer algo y lograr nuestros deseos. El estar motivado no se trata de solo si estarlo o no estarlo. Es más bien algo que continuamente tienes que alimentar. 

Tal vez el leer un grase motivacional por la mañana te ayude a inspirarte un poco, tal vez el leer un libro de desarrollo personal te ayude a hacer un cambio, tal vez tengas un coach o un amigo que te inspire, el punto es que aun cuadno estas cosas nos pueden ayudar a motivarnos, lo más probable es que no sean lo suficiente para lograr un cambio sustentable. 

Lo que realmente quieres lograr una motivación interna, es decir una llama continua de provenga de tu interior, sólo así tu motivación perdurará y serás capaz de lograr lo que nunca antes habías soñado. 

El motor de la motivación 

Para entender un poco más lo que realmente queremos lograr, te voy a explicar un poco más acerca de cómo funciona el motor de la motivación. 

El motor de la motivación se forma de tres partes:

  1. Raíz – Propósito
  2. Soporte – Mecanismos que nos habilitan
  3. Superficie – Reconocimiento

Estamos más familiarizados con las partes 2 y 3, pues son con las que estamos más en contacto con más frecuencia.

Parte 2: Soporte – Los Mecanismos que te habilitan

Esta parte de la motivación es lo que te dan soporte para que puedas alcanzar tus metas. Pueden incrementar la motivación con la que ya cuentas, o pueden hacer que puedas acelerar tu progreso. Básicamente, son cosas que te ayudan a que las cosas sean favorables para ti y así puedas tener los resultados que deseas.

Parte 3: Superficie – El reconocimiento

Esta fase llamada también reconocimiento, engloba cualquier tipo de reconocimiento que te de alguna motivación. Puede darse en forma respeto, elogios o felicitaciones. O también puede venir de alguien que te ayude emocionalmente, que te eche porras, que te de una retroalimentación o una crítica constructiva.

Esta parte también es importante pues es lo que ves y lo que vives, puede ser también compartir el mismo objetivo con alguien y así motivarse unos a otros. O a alguien que admiras y puedes observar lo mucho que aporta, el respeto y reconocimiento que le dan.

Parte 1: Tu propósito

La parte más importante y la que muchas veces ignoramos o no tomamos en cuenta es la de tu propósito. Este es el ingrediente que puede hacer la diferencia entre que logres y no logres tus objetivos, entre una persona motivada y otra desmotivada y entre una persona feliz e infeliz.

Tu propósito y el centro de toda tu motivación está sostenido por dos cosas:

  • Tener significado
  • Movimiento hacia adelante

Si tienes estos dos ingredientes tendrás una energía que te motivará indefinidamente.  

Te preguntarás cómo puedes lograr tener esto ingredientes, a continuación te describo de qué se tratan y cómo puedes conseguirlos. 

Cómo sostener tu motivación

Encuentra el significado

El encontrar tu propósito es muy fácil, simplemente pregúntate ¿por qué quieres hacerlo?. Suena muy sencillo, ¿no?, pero el secreto aquí, y cómo te lo explicaba en mi artículo para establecer metas de acuerdo a Tony Robbins, es muy importante el por qué es realmente importante para ti. Si es algo que es pasajero, o que haces por otras personas, tal vez la motivación no te vaya a durar mucho tiempo y no hagas lo suficiente para lograrlo. 

Si tu objetivo es vago o poco claro, tu motivación también lo será. La motivación te provee la energía necesaria para que logres lo que deseas, pero si no enfocas esa energía en algo específico no podrás lograrlo, simplemente por el hecho de que tus esfuerzos no estarán puestos en lo que quieres lograr sino estarán dispersos, así como tus objetivos. 

Cuando te hablo de tener un objetivo definido y que sea lo suficientemente significativo para ti no quiere decir que tengas que tener el objetivo de cambiar al mundo, aunque muy bien puede ser este. Sino más bien que sea un objetivo que realmente tú lo veas como algo que sin él no podrás sentirte satisfecho. En uno de los cursos de Tony Robbins él menciona, que te imagines a ti mismo siendo mayor, dígamos ya viejito y te preguntes que sentirías si en ese momento recordarás tu vida y vieras que lograste hacer eso que tanto querías. ¿Cómo te sentirías? Realmente es algo de lo que te sentirías orgulloso, sería algo que sin eso podrías decir ¿me siento satisfecho? 

Como te puedes dar cuenta el propósito es algo muy individual y totalmente subjetivo. Así que encuentra qué es lo que te hace feliz, qué es lo que quieres hacer de tu vida, cuáles son tus metas de vida. 

Mantén el movimiento hacia adelante

Una vez que ya tienes bien definido tu propósito y es algo significativo entonces dirige tus energías hacia ello. El hecho de hacer cosas, aunque parezcan muy pequeñas te mantendrá motivado. En el mismo curso que te mencioné de Tony Robbins, al final te motiva a que hagas algo en este día para lograr tus metas. No importa si es nada más buscar en Internet más detalles acerca de eso que quieres lograr, no importa si es hacer una llamada para preguntar el costo, no importa lo que sea, pero definitivamente tienes que hacer algo que ayude a moverte hacia ese objetivo que te has propuesto. 

¿De qué sirve esto? Estos pequeños pasos hacen que tu motivación continue encendida, que cada día que te levantas sepas que continuas progresando hacia ese objetivo, que el día de ayer hiciste algo que te acerca más y cada vez estás más y más cerca de lograrlo. ¿A poco no, nada mas el leer esto te inspira a hacer algo? ¿Ahora imagínate que lo estás haciendo? De esto se trata el mantener ese movimiento. 

Yo me lo imagino como una fogata, para que el fuego no se extinga es necesario continuar alimentandolo, y así mismo pasa con tu motivación, es necesario que tu mismo la mantengas encendida. Crea un plan de acciones que te lleven a tu objetivo, utiliza un diario personal que te permita enfocarte en esos objetivos y te mantenga siendo responsable y motivado hacia ese objetivo. 

Planifica tu éxito

Establece tu intención del día, comienza con una actitud positiva, adopta mejores hábitos y mantén tu enfoque en hábitos y actividades que te permitan lograr tus objetivos, tus metas y un cambio de mentalidad. 

Incluye un planificador de metas semestral, un planificador mensual, agenda semanal y un diario personal que te mantiene enfocado en adquirir una visión más positiva, mejores hábitos y te ayuda a cumplir tus metas.

Manténte motivado y sé feliz

Cuando has descubierto cual es tu verdadero propósito y aquellas cosas que realmente te son significativas para sentirte bien, para sentirte satisfecho, entonces eres más feliz. No importa que no las hayas logrado, el simple hecho de tener un camino determinado, una meta que quieres lograr te mantiene enfocado en ella, pensando positivo y olvidando todos lo externo que no te sirve. Es así, como cada día te levantas motivado, te levantas con un propósito y sobre todo eres capaz de disfrutar lo que se te presente en ese día. 

Recuerda que tu crecimiento es importante para lograr lo que deseas, es importante que inviertas en ti mismo. Tal vez hayas ya intentado mantenerte motivado para hacer un cambio determinado en tu vida, tal vez no hayas tenido tanto éxito, si este es tu caso, te aconsejo que tomes un enfoque más holístico. Es decir, no sólo te enfoques en una cosa, sino trata de cambiar tu mentalidad hacia una más positiva, trata de dedicar tiempo a tu cuidado propio (no sólo físico, sino mental y emocional), cultiva mejores hábitos, realiza una evaluación constante de cómo te sientes y cuánto has logrado para que seas capaz de determinar qué te falta o hacer cambios necesarios a tu estrategia. 

El llevar a tu vida hacia un nivel más feliz y más exitoso no es imposible, pero si hay que tomar decisiones más inteligentes en cuestión de estrategia y saber pedir ayuda cuando lo necesitas. Puedes trabajar con un coach de vida que te ayude a lograr tus metas. 

SI quieres comenzar ahora mismo a hacer un cambio, adopta una estrategia que te permita hacerlo de manera progresiva e inteligente. Como la de los mini hábitos, la cual te ayudará a lograr un cambio de estilo de vida que se permanente. 

Descubre tu propósito hoy mismo

Tómate el tiempo el día de hoy para descubrir cual es tu propósito, En este artículo te he compartido dos de los ejercicios que me han ayudado muchísimo en el pasado. 

Uno es el de encontrar tus metas de vida basado en el libro de Vishen Lahkiani autor de El Código de las Mentes Extraordinarias, el cual tiene un ejercicio hermoso que te ayudará a descubrir qué es lo que quieres lograr de tu vida. 

Y el otro, como te lo mencioné lo aprendí en uno de los cursos de Tony Robbins, pero también se encuentra escrito en uno de sus libros Controle su Destino èl te lleva de la mano para que realices este ejercicio de establecimiento de metas. Es un poco diferente al ejercicio anterior, pues aquí te enfocarás a tus metas de corto plazo, y comenzarás a hacer algo el día de hoy que te permita lograrlas. 

Si quieres hacer un análisis de cómo te encuentras actualmente y qué áreas de tu vida son las que les debes dedicar un poco más de tiempo, entonces te sugiero realices el ejercicio con la Rueda de la Vida, te permitirá descubrir en qué áreas hay un desequilbrio y es un ejercicio muy recomendable para cuando te preparas a hacer algún cambio en tu vida. 

Y tú, ¿te sientes motivado o te hace falta un poco más de motivación en tu vida diaria?

 

Fuente: How to get motivated

Otro artículo interesante relacionado: 

Cómo estar motivado

Pin It on Pinterest

Share This