Las 6 necesidades humanas - Hábitos Exitosos

Las 6 necesidades humanas es un modelo de psicología descubierto y desarrollado por Tony Robbins, reconocido conferencista motivacional, con ayuda de Cloé Madanes, reconocida psicóloga en el ámbito familiar. Yo personalmente, creo que este modelo es grandioso para entendernos a nosotros mismos y a las personas con las que tenemos una relación cercana. Una vez que entendamos como funcionamos y por qué nos comportamos de cierta forma, se nos abrirá un espacio y una claridad mental que nos hará darnos cuenta en donde podemos mejorar, y qué podemos cambiar para alcanzar lo que realmente queremos tener en nuestra vida. (no necesariamente cosas materiales, si no cosas que realmente nos hagan feliz).

Pero no solo eso, este modelo nos ayudará entender por qué a veces mantenemos relaciones desequilibradas, o tenemos vicios o algún comportamiento negativo. No tiene que ser algo súper malo, pero si en realidad queremos cambiar algo en nuestra vida, este será el inicio de ese cambio.

La teoría de las 6 necesidades humanas

El comportamiento de una persona es guiado por el propósito de satisfacer una de éstas 6 necesidades humanas, ya sea de manera consciente o inconsciente. Esto no significa que únicamente tengamos 6 necesidades en toda nuestra vida, sino más bien son como las categorías globales en las que recaen nuestras necesidades. Estas necesidades no son deseos o cosas materiales, sino las necesidades psicológicas más profundas que se encuentran en nuestro interior y que motivan las elecciones que hacemos y la forma en la que actuamos.

Al buscar satisfacer estas necesidades podemos elegir actuar o buscar formas satisfacerlas de manera positiva, negativa o neutral. Como lo dije anteriormente, todos tenemos las mismas 6 necesidades, pero las valoramos de distinta forma y esto es lo que realmente marca la diferencia entre nosotros y nuestras relaciones.

De éstas 6 necesidades humanas, las que cada uno de nosotros considera las dos prioritarias para su vida, son las que nos guiarán en nuestra vida, en la forma en que decidimos y en que nos comportamos.

Las 4 primeras necesidades, son fundamentales para el desarrollo de cualquier persona. Es decir, todos las tenemos que cubrir hasta cierto nivel. Las dos últimas son necesidades que si llegamos a satisfacerlas son las que nos llevarán a tener un sentido de realización y a cubrir nuestras necesidades espirituales.

Las 6 necesidades humanas

Seguridad / Certeza

Certeza

La necesidad de tener seguridad, protección, confort, orden, consistencia, control

La certeza es la necesidad más básica de todos los seres humanos, es esa necesidad de sentirnos seguros, evitar el dolor y sentirnos a gusto en nuestro propio ambiente. Todos necesitamos sentirnos seguros y obtener un sentido de certeza básico, por ejemplo, que tenemos un techo, tenemos que comer o cómo podemos obtener la ayuda necesaria. Esto es la necesidad de tener cubiertas nuestras necesidades básicas – alimento, hogar y otros recursos materiales.

Desde que somos bebés hasta que somos ancianos necesitaremos esta certeza. El grado en el que esta necesidad es deseada por cada individuo, es lo que cambia entre cada uno de nosotros. Algunas personas necesitan tener más este grado de certeza, por ejemplo, para algunos es suficiente tener un cuarto donde vivir y una pensión para sobrevivir, otros necesitan un grado de confort mucho más alto para sentir esta necesidad de seguridad y certeza satisfecha.

Cuando una persona no siente que tiene el control sobre sus circunstancias físicas, es posible que busquen este sentido de certeza en otras cosas.

Esta necesidad engloba nuestros sentimientos de confort, seguridad, estabilidad, sentirse seguro, predicción y protección.

Incertidumbre / Variedad

Variedad / Incertidumbre

La necesidad de tener incertidumbre, variabilidad, diversidad, retos, cambios, sorpresas y aventuras

Aunque puede resultar un poco increíble, la incertidumbre es una necesidad muy importante en nuestras vidas, es decir todos necesitamos tener un grado de variedad o de cambio en nuestras vidas para sentirnos satisfechos. Imaginate que todos los días, hicieras exactamente lo mismo, sin ningún tipo de cambio o variedad. Desde que levantas, hasta que te acuestas, comiendo exactamente la misma comida, con la misma ropa, con la misma gente, las mismas tareas, etc. etc. Eventualmente, llegarías al hartazgo, no podriamos seguir viviendo una vida así. Aunque todos los días vamos a trabajar y hacemos casi las mismas actividades, cada día podemos elegir irnos por otro camino, comer algo diferente, vestir diferente, hacer pequeños o grandes cambios diariamente.

Todos necesitamos variedad en nuestra vida. Nuestros cuerpos, nuestra mente, nuestro bienestar emocional requieren incertidumbre, ejercicio, suspenso y sorpresa.

Una persona atorada en su rutina día tras día tratarán de buscar un poco de incertidumbre. Un sentido de seguridad es tranquilizante, así que la emoción que viene de la variedad es necesaria para sentirnos vivos. Para algunos el ver las noticias o la tele les puede satisfacer su variedad. Otros buscarán actividades de alto riesgo como deportes extremos o sexualidad compulsiva para satisfacer su necesidad de variedad. Para muchos su fuente de variedad es experimentar problemas.
Esta necesidad engloba los sentimientos de miedo, inestabilidad, cambio, caos, entretenimiento, suspenso, esfuerzo, sorpresa, conflicto y crisis.

Importancia

La necesidad de sentirse importante, validado, necesitado, honrado, querido y especial

Toda persona necesita sentirse importante, necesitada y deseada. De bebés, todos necesitamos sentirnos que somos únicos. Los niños en las familias compiten entre ellos y buscan una forma de sentirse especiales y únicos. Este sentido de importancia viene al compararnos con otros, en nuestra búsqueda por sentirnos significativos nos vemos involucrados en ordenes jerárquicas y cuestiones de inferioridad y superioridad. Nos podemos sentir significativos porque hemos logrado algo, construido algo, tenido éxito en el algo, o podemos buscar significancia al destruir algo o a alguien.

Nos podemos sentir significativos porque hemos logrado, construido, tenido éxito, o podemos buscar significancia al destruir algo o a alguien.

En el lado positivo, al buscar ser significativo nos lleva a elevar nuestros estándares. Pero si estamos demasiado enfocados en sentirnos importantes, nos costará trabajo conectarnos con otras personas, pues al compararnos nos enfocamos en las diferencias y no en lo que se tiene en común. Para algunos el ser importantes viene al proveer a la familia o al hacer un trabajo significativo, algunos necesitan contribuir más a la humanidad, algunos requieren ser realmente ricos. Algunas personas logran su sentido de significancia al fracasar, al ser los peores en algo o al tener baja autoestima. Cualquiera que sea la medida de significancia, un sentido de importancia es necesario para todos los humanos.

Todos necesitamos sentirnos especiales, únicos, importantes o necesitados de alguna forma. La gente busca sentirse importante al obtener reconocimiento de sí mismo o de otras personas. Cuando la gente se siente insignificante, demuestran este sentimiento al estar enojados todo el tiempo. O tal vez buscan tener algún tipo de reconocimiento al quejarse todo el tiempo de que tan grandes son sus problemas o que tan complejos son. Es importante, recordar que cuando la gente se siente impotente, muchas veces (consciente o inconscientemente) está obteniendo un grado de poder sobre otras personas, pues éstas estarán ahí para ayudarle o realizarán lo que esa persona quiere, haciéndolo sentir importante.

El ser significativo engloba sentimientos de: orgullo, importancia, estándares, rendimiento, perfección, evaluación, disciplina, competencia y rechazo.

Amor y Conexión

Amor y Conexión

La necesidad de tener conexión, comunicación, intimidad y compartir amor con otros
Esta necesidad es el grado en que necesitamos experimentar amor y conexión. Todos necesitamos conectarnos con otros seres humanos, y todos se esfuerzan y esperan tener amor. Un bebé necesita ser amado y cuidado por un periodo largo de tiempo. Esta necesidad de amor continúa a través de nuestras vidas. Es resumido muchas veces en amor romántico, la persona que dedicará su vida a nosotros y nos hará sentir completos. Pero el amor es mucho más que el romanticismo, es tener ese sentimiento hacía nosotros mismos, hacía la vida, hacía otras personas.
Hay gente que prefiere no tener una pareja romántica y en algunas culturas este amor de pareja es reemplazado por el amor de los familiares, amigos y de la tribu. Algunas personas rara vez experimentan el amor, pero tienen otras formas de conectarse con las otras personas – en la comunidad o en el trabajo. La necesidad de ser amado es característica de todos los seres humanos.
Esta necesidad engloba sentimientos de: unidad, pasión, unidad, afecto, ternura, deseo.
Se puede satisfacer al hacer buenas obras y al ser amable, o al dominar a otros y que nos demuestren aprecio.
Crecimiento y desarrollo

Crecimiento y Desarrollo

La necesidad de desarrollarse física, emocional, espiritual e intelectualmente

Cuando dejamos de crecer, nos morimos. Este crecimiento es la necesidad constante de desarrollarnos intelectual, emocional y espiritualmente. Nosotros crecemos y cambiamos físicamente mientras nos vamos desarrollando desde bebés hasta que somos adultos y en la vejez. Crecemos y cambiamos emocionalmente con cada experiencia, y crecemos intelectualmente cuando respondemos a los eventos y al mundo a nuestro alrededor. Todo lo que quieras mantener en tu vida – dinero, salud, relaciones, felicidad, amor debe de ser cultivado, desarrollado y expandido. De otra forma, se degenerará.

Algunas personas satisfacen la necesidad de crecimiento trabajando físicamente o leyendo libros. Otros necesitan estudiar y aprender constantemente para sentir que realmente están creciendo.

Contribución

Contribución

La necesidad de dar, cuidar, proteger más allá de nosotros mismos y servir a otros

La contribución externa es ir más allá de satisfacer tus propias necesidades y dar a otras personas. Una vida está incompleta sin el sentido de que uno está haciendo una contribución a otros o a una causa. Es la naturaleza del ser humano dar algo de regreso, de dejar algo al mundo. El dar a otros puede significar hacer servicio comunitario, donar a una causa caritativa, plantar árboles, escribir un libro o dar algo a nuestros hijos. La contribución es esencial para sentirse pleno, satisfecho y feliz.

En resumen

Las cuatro primeras necesidades son esenciales para sobrevivir. Son las necesidades fundamentales de la personalidad – todos deben sentir que han logrado algo, aun cuando se tengan que mentir a sí mismos para hacerlo.

Las últimas dos son para el desarrollo humano y la realización personal. Son las necesidades del espíritu, y no todos encuentran una forma para satisfacerlas, aunque es necesario para que el sentido de realización sea perdurable.

Cuando nuestras necesidades de amor, crecimiento y contribución están satisfechas, tienden a abarcar todas nuestras necesidades. Cuando nos enfocamos en algo más allá de nosotros mismos, todos nuestros problemas y las fuentes de dolor se vuelven menos significativas. La contribución es la necesidad humana que regula efectivamente nuestras otras 5 necesidades. Si estas enfocado en la contribución hacía otros, y tienes la certeza de hacerlo (siempre hay una forma de hacerlo), tienes la variedad (la contribución es altamente interactiva), tienes la significancia pues sabes que estas ayudando a otros y que estás mejorando su vida, tienes el lazo espiritual creado pues cuando ayudas a otros tienes una conexión profunda y tú creces al mismo tiempo al ayudar a otros.

¿Cómo nos dirigen estas necesidades?

La fuerza que nos dirige en nuestras vidas la podemos encontrar en nuestras necesidades primordiales, es decir de las 6 necesidades anteriores, las dos necesidades que consideremos más importantes para nosotros son lo que nos guiará a comportarnos como lo hacemos y hará la diferencia en lo que valoramos más en nuestras relaciones y en nuestras actividades. Las combinaciones entre éstas dos necesidades primordiales entre cada persona es lo que varía en cada uno de nosotros.

Por ejemplo, un individuo que valora más la seguridad se comportará totalmente diferente a alguien que su necesidad primordial es tener amor y conexión.

Cuando sabemos cuáles son las necesidades que valoramos más, podemos entender rápidamente por qué elegimos las cosas que elegimos y nuestros patrones emocionales, así mismo podremos entender los comportamientos de nuestra pareja y comprender su comportamiento y forma de interactuar con nosotros. Es así, como podemos aprender a comunicarnos mejor con nuestra pareja, pues sabremos de qué forma ellos lo valoran más. Asimismo, sabremos que decisiones podemos tomar que nos lleven a un nuevo nivel de claridad y de satisfacción personal.

Lo importante de conocer cuáles son las necesidades humanas que nos guían es analizar cuáles son las formas en que las tratamos de satisfacer.

Pregúntate, ¿cuáles son las acciones, creencias y comportamientos tienes que te ayuden a satisfacer tus necesidades?

Por ejemplo, dos personas pueden valorar el amor y la conexión como su necesidad primordial, y para una persona eso significa tener amor y cuidar de sus seres queridos. Para la otra esta necesidad la traduce en encontrar formas de cómo complacer a otras personas.

Lo mismo para obtener importancia, una persona puede sentirse más importante al criticar y competir con otras personas, y la otra lo puede hacer al ayudar y contribuir para que otras personas se sientan bien y mejoren.

Las formas en que un individuo puede satisfacer sus necesidades son ilimitadas, pues la persona puede utilizar el dinero, la religión, las relaciones, su cuerpo y hasta tener más problemas para satisfacerlas.

Analiza si las formas en las que tratas de satisfacer tus necesidades son beneficiosas para ti y para otros, son neutrales (no te benefician, pero no te perjudican) o de plano son destructivas a corto o a largo plazo.

Identifica tus necesidades con este test

Si quieres hacer un cambio en tu vida o en ti mismo, te recomiendo trabajes con un coach de vida para que puedas analizar a profundidad tus 6 necesidades y los vehículos que te ayudan a satisfacerlas.

Si quieres trabajar conmigo, te dejo mi página personal donde podrás programar una cita totalmente gratuita y podemos platicar acerca del coaching y cómo podemos trabajar juntos.

Te espero   Angie Ramos  o te sugiero que leas qué es un coach de vida y cómo te puede ayudar

Pin It on Pinterest

Share This

CAMBIA TU VIDA CON EL PODER DE TU MENTE 

Adquiere tus audios con afirmaciones positivas y tecnología de hipnosis para realizar un cambio profundo en tu vida

Afirmaciones de prosperidad y abundancia con tonos isocrónicos
  • En 20 minutos diarios cambia tus creencias limitantes
  • Obtén una mentalidad positiva y exitosa
  • Has un cambio duradero y efectivo
x