Cómo la vulnerabilidad puede mejorar tu vida


Hace poco terminamos nuestro curso en vivo de EFT para trabajar los bloqueos y creencias limitantes alrededor del dinero, ahí trabajamos mucho acerca del tema de la vulnerabilidad. Esto conlleva a profundizar y ser consciente en cómo nuestro miedo a mostrarnos cómo realmente somos, el miedo a sentir nuestras necesidades más profundas y esa costumbre de esconder nuestras emociones afecta no sólo nuestra capacidad de ser exitosos y crear una vida más abundante financieramente, sino que también te limita de forma individual y en tus relaciones personales y laborales.

El día de hoy te voy a hablar acerca de esta vulnerabilidad y cómo el abrirte a ella puede cambiar tu vida. Este tema me ha impactado y me ha hecho ver la importancia que es este aspecto de nosotros tan importante. Así que hoy trataré de aclarar lo que en realidad es la vulnerabilidad, pues muchos tenemos una idea un poco equivocada acerca de lo que es y cómo introducirla en nuestra vida.

Qué es la vulnerabilidad

¿Qué es la vulnerabilidad?

De acuerdo a Brené Brown, en nuestra cultura la vulnerabilidad la asociamos con las emociones que queremos evitar, como el miedo, la vergüenza y la incertidumbre. Sin embargo, con demasiada frecuencia perdemos de vista el hecho de que la vulnerabilidad es también el lugar de nacimiento de la alegría, la pertenencia, la creatividad, la autenticidad y el amor.

La Dra. Brené Brown es profesora de investigación en la Universidad de Houston en la Facultad de trabajo social, y además es una de las autoras más vendidas en el New York Times, con su libro El Poder de ser vulnerable. Y en este libro ella escribe acerca de cómo si te atreves a ser vulnerable esto puede transformar la forma en la que vives, amas, crías y cómo te presentas como un líder. Ella ha estudiado vulnerabilidad, miedo y vergüenza por más de 12 años.

Ella explica que la vulnerabilidad es básicamente incertidumbre, riesgo y exposición emocional. Ella platica como fue criada en un ambiente en donde el demostrar tu vulnerabilidad se consideraba ser débil, y creo yo que muchos nos podemos identificar con esa forma de ser criados.

La vulnerabilidad es compartir nuestras debilidades, nuestras luchas, nuestros miedos con alguien que se ha ganado el derecho de escucharlo. Cuando lo que compartimos es valorado y respetado, cuando nos sentimos seguros y escuchados, las relaciones tienen el espacio para florecer.

Se necesita un gran coraje para ser vulnerable con los demás. Cuando veo que alguien se abre emocionalmente, no puedo evitar sentirme atraído por ellos. Los respeto por su coraje, porque sé lo difícil que puede ser realmente dejarse ver.
La vulnerabilidad es lo opuesto a protegerte emocionalmente o más bien hacer todo lo necesario para parecer más duro y menos frágil. Al aceptar tu vulnerabilidad permites que la gente perciba tus emociones más profundas, y esto puede ser un gran camino para reconocer a tus verdaderos amigos y esas personas que tú permites sean parte de tu círculo más cercano. 

Lo que hacemos para evitar el sentirnos vulnerables

En realidad crecemos en una cultura en donde el objetivo es ser mejores de forma constante, en donde a los niños no se les enseña el desarrollo de la inteligencia emocional y simplemente el hecho de reconocer cómo se sienten. Se nos enseña a guardar y ocultar todas las emociones, todo lo que nos pueda lastimar o lo que nos haga sentir vulnerables. Y de esa forma vamos reprimiendo muchas otras emociones, después de todo no podemos decidir únicamente reprimir aquellas emociones que no nos gustan, sino que en realidad estamos limitando todo el espectro de emociones que nos ayudan a disfrutar la vida y vivirla de forma más presente.

Muchos tratamos por mucho tiempo ser perfectos, siempre ser mejores, sin darnos cuenta volvemos todo como si la vida fuera blanco o negro, negándonos el derecho de sentir y sobre todo evitar cualquier momento que nos haga sentir vulnerables.

Me tomo mucho tiempo darme cuenta de esto, pero esta forma de actuar tratando de evitar a toda costa sentirme vulnerable, nos lleva a limitar las experiencias diarias y aquellas en donde podemos experimentar el amor, la confianza, la alegría y la creatividad profunda. Sin darnos cuenta algo tan básico nos limita increíblemente en todos los aspectos de nuestra vida.

Brené Brown en su plática de TED (más abajo encontrarás el video del que te hablo), hace mucho énfasis en reconocer que esa vulnerabilidad es el origen del amor, pertenencia, valentía, empatía y creatividad.

La importancia de reconocer tu propia vulnerabilidad

Es importante hacer notar que esta inseguridad que surge de sentirnos vulnerables está presente en todos nosotros, no por el hecho de evitar sentirnos vulnerables lo dejamos de sentir. Más bien, cuando tratamos a toda costa de evitar este sentir, dejamos que la vulnerabilidad dirija nuestra vida de forma inconsciente, es decir no te das cuenta pero debido a ese miedo de sentirse vulnerables evitas hacer cosas, te reprimes, te obligas a actuar de forma más fría, te impides conectar realmente con la gente, etcétera.

Así que si no eres capaz de darle la bienvenida a la vulnerabilidad y estar dispuesto a aceptarla, entonces esta dirigirá tu vida y tu no te darás cuenta. Inconscientemente harás todo lo necesario para evitar situaciones que te hagan sentir frágil. 

Esto hace que todos los días nos armemos y nos pongamos una máscara de dureza que nos ayude a evitar sentirnos avergonzados, ansiosos, con incertidumbre o con miedo. Esto genera que vayas adoptando una personalidad que realmente no eres tú. Esto se traduce de manera genera en tres formas de manejar esta vulnerabilidad: el ser perfeccionista, el permanecer adormecidos a lo largo de la vida o ver todo con una lente tan negativa que todo se convierte en tragedia e imaginando todas las cosas malas que posiblemente puedan pasar. ¿Alguna de estas te suena familiar? 

Este tipo de comportamientos nos hacen sentir de alguna forma seguros o en control de los momentos diarios, pero en realidad nos hacen más daño del que nos imaginamos.

Perfeccionismo

Posteriormente hablaré del perfeccionismo, pero muchas personas consideran esto una virtud, cuando en realidad limita tu vida de forma inimaginables. En realidad, el perfeccionismo es una forma de escudo que vamos creando según nosotros para protegernos y de alguna forma no ser vistos. 

Permanecer adormecidos 

El hecho de adormecernos y sobre todo nuestras emociones te impide disfrutar la vida, recuerda no nada más adormeces ciertas emociones, adormeces todas las emociones posibles. Si lo que no quieres es sentir miedo o estrés o sentirte frágil esto te lleva a esconder esas emociones, a veces lo hacemos de formas tan profundas (sobretodo durante la infancia) que cuando eres adulto ya no te permites sentir la alegría, la felicidad de forma real y profunda. 

Yo lo veo como si solo sintieras por encima, no eres capaz de profundizar en esas emociones (ni las positivas ni las negativas), por lo que de forma general estás adormecido. 

Pesimismo

Esta forma de evitar la vulnerabilidad es el de crear situaciones en tu cabeza en donde todo sale de la peor forma, te imaginas siempre lo peor y lo que te lleva a que no puedas disfrutar ningún momento porque el miedo es constante. 

Cómo la vulnerabilidad puede mejorar tu vida

Aceptar tu propia vulnerabilidad y abrirte a ella es sumamente poderoso. Claro que también es una de las cosas que aunque parecen fáciles, son un poco más difícil al practicarlas.

Al menos después de tanto tiempo tratando de ser perfecta, tratando de ocultar mis emociones para no sentirme vulnerable, esto se hizo parte de mi personalidad. Así que el dar un paso atrás y decidir conscientemente aceptar totalmente este sentimiento de vulnerabilidad al principio me hizo sentir un poco incómoda (bueno un mucho jeje), pero sin lugar a dudas me di cuenta que el solo hecho de aceptarla puede ser un parte aguas en tu vida.

A través de las conferencias de Brené Brown y sus libros, y a través de mi experiencia propia me pude dar cuenta que la vulnerabilidad es un componente esencial para la gente exitosa, más feliz y más realizada. No se trata de que te encante sentirte vulnerable, de hecho es de las cosas que nos hace salir un poco de nuestra zona de confort, no es necesario que la ames, simplemente que te sientas a gusto siendo vulnerable.

Abraza tu vulnerabilidad

A través de abrazar tu propia vulnerabilidad te abres las puertas a relaciones personales más sanas y más profundas. Aun en el ambiente laboral la vulnerabilidad te permite crear un ambiente de trabajo mucho más saludable y donde todas las personas a tu alrededor se sientan mucho más tranquilas y seguras.

Como te dije antes, la vulnerabilidad no se trata de ir compartiendo secretos o experiencias profundas a diestra y siniestra, sino se trata de abrir un espacio en donde la tú y la gente a tu alrededor se sientan confortables en compartir cómo se sienten realmente.

La vulnerabilidad es el único estado auténtico. Ser vulnerable significa estar abierto, para ser herido, pero también para sentir placer. Estar abierto a las heridas de la vida significa también estar abierto a la generosidad y la belleza.

Stephen Russel

  • Abrazar la vulnerabilidad te permite sentirte más conectado con otras personas y, por lo tanto, crear vínculos más satisfactorios.
  • Abrazar la vulnerabilidad mejora tus relaciones románticas e íntimas al hacerte más emocionalmente disponible.
  • Abrazar la vulnerabilidad te permite ser más auténtico y honesto contigo mismo y con los demás.
  • Abrazar la vulnerabilidad te abre muchas puertas que de otra forma habrían permanecido cerradas si te hubieras cerrado.
  • Abrazar la vulnerabilidad te permite ser desafiado y, por lo tanto, crecer, aprender y fortalecerte.
  • Abrazar la vulnerabilidad promueve el bienestar general al permitirte experimentar de todo corazón todo lo que la vida tiene para ofrecer.

La vulnerabilidad es un activo inmenso y, sin embargo, nuestros valores e ideales actuales en la sociedad lo retratan como indeseable y peligroso para nuestro bienestar. En realidad, lo contrario es cierto: nuestra vulnerabilidad nos permite amar más profundamente y fortalecernos, tener mejores experiencias y liberarnos de esas ideas limitantes que nos impiden disfrutar realmente la vida.

Te invito a que te abras a la posibilidad de aceptar y abrazar tu vulnerabilidad, para mí uno de los métodos que más me ayudaron a remover esas creencias limitantes y sentirme mejor abriéndome a ese sentimiento de vulnerabilidad fue el tapping. Si no lo has intentado te invito a que lo hagas, es de las cosas más poderosas y con mejores resultados que he probado en los últimos años y sin lugar a dudas lo recomiendo enormemente.

¡Ahora es tu turno! ¡No dudes en compartir conmigo tus opiniones y experiencias sobre este tema!

Pin It on Pinterest

Share This