5 formas para desarrollar la fortaleza mental


¿Te has preguntado qué es lo que hace a una persona exitosa? o ¿qué es lo que hace que una persona a pesar de los contratiempos y de los malos ratos levantarse y volver a intentar? ¿Qué es lo que hace que puedas desarrollar nuevos hábitos y mantenerlos? ¿Qué es lo que tienes que hacer para lograr tus objetivos sin importar lo que suceda a tu alrededor o cuántas veces te caigas?

La  fortaleza mental no es algo con lo que hayas nacido o algo que tengas la suerte de tener, la fortaleza mental es algo debido a tu personalidad y la forma en la que creciste se ha desarrollado. Y no importa si actualmente no la tienes, así como la condición física es algo que puedes desarrollar y que además te servirá de mucho.

5 formas para desarrollar la fortaleza mental

¿Qué es la fortaleza mental?

La fortaleza mental requiere que tengas un equilibrio entre el pensamiento racional y el manejar tus emociones. Es lograr que estos dos trabajen juntos para que puedas tomar mejores decisiones que guien tu comportamiento. Cuanto tienes fortaleza mental puedes regular tus emociones, manejar la forma en la que piensas y comportarte de forma positva, sin importar las circunstancias en las que te encuentres.

El ser mentalmente fuerte es desarrollar una consciencia acerca de lo que estás pensando y lo que estás sintiendo en todo momento, esto es realmente de lo que se trata la atención plena o practicar mindfulness. Se trata más de responder adecuada y equilibradamente en lugar de reaccionar antes las circunstancias o ante el comportamiento de la gente que te rodea.

Cuando piensas o dices «no puedo evitar sentirme de esa forma» o «yo soy así y no puedo cambiar» es simplemente dejarte llevar por un comportamiento aprendido, y no tratar de cambiarlo. El tratar de cambiarlo y estar en constante mejora es realmente ser fuerte mentalmente.

Para desarrollar una fortaleza mental es necesario encontrar el valor para vivir conforme a tus valores y ser lo suficientemente audaz para crear tu propia definición de éxito.

La fortaleza mental no se trata únicamente de tener fuerza de voluntad, sino que realmente requiere una decisión de tu parte de invertir en tu propio desarrollo y establecer el compromiso contigo mismo de lograrlo. Es el hecho de establecer hábitos saludables tanto mental como físicamente, y elegir el dedicar tiempo y energía a tu propio desempeño.

¿Qué no es la fortaleza mental?

Muchas veces se piensa que una persona mentalmente fuerte es una persona fría, que no demuestra sus emociones o hasta agresiva. ¿A poco no, es muy común escuchar «es que soy fuerte de carácter»? En realidad, no sé es fuerte de carácter cuando tiendes enojarte mucho, a reaccionar de manera violenta, estar a la defensiva o ser agresivo, esto más bien es evidencia de una falta de inteligencia emocional. 

De acuerdo a Amy Morin, en su libro «13 cosas que las personas mentalmente fuertes no hacen» están son las cosas que una persona fuerte mentalmente no hace. 

7 cosas que la fortaleza mental no es

  • Ser mentalmente fuerte no se trata de actuar como una persona fría, se trata de actuar conforme a tus valores 
  • Para ser mentalmente fuerte no se requiere que ignores tus emociones, al contrario se trata de reconocerlas, entenderlas y saber cómo ellas pueden afectar tus pensamientos y tus comportamientos. 
  • Una persona mentalmente fuerte no ignora el dolor, ni físico ni emocional, una persona mentalmente fuerte determina la fuente de dolor y busca formas de manejarlo, cuidarse a sí mismo y darse el tiempo para sanar. 
  • La fortaleza mental no significa que siempre debes ser autosuficiente, o que nunca puedas pedir ayuda. Al contrario de lo que pensamos, el saber exactamente cuáles son tus debilidades te hacer ser más consciente de que con ayuda puedes lograr más e ir más lejos. 
  • Fortaleza mental no es igual pensar positivo,  es decir cuando te niegas a ver que hay cosas que puedes mejorar y solo buscas enfocarte en lo bueno. A veces hay que ser realista y tomar acción. 
  • El desarrollar la fortaleza mental no significa que constantemente andes persiguiendo la felicidad o que te forces a permanecer feliz todo el tiempo. Como lo vimos en un punto anterior, se trata de reconocer tus emociones y manejarlas apropiadamente. En realidad cuando desarrollas la fortaleza mental estás buscando tu constante desarrollo. 
  • La fortaleza mental no es sinónimo de salud mental, es decir aun cuando tengas fortaleza mental no significa que no puedas sufrir de depresión, ansiedad y otro problema. Se va a requerir que trabajes en ellos, pero no son mutuamente exclusivos. 

¿Por qué es tan difícil desarrollar la fortaleza mental?

Lo cierto es que nuestra mente es una herramienta maravillosa y sumamente poderosa, el problema es que muchas veces dejamos que esa herramienta nos controle, en lugar de ser nosotros mismo la que la usemos y controlemos. Tu mente puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo, y en este caso estoy hablando de tu crítico interior. Esa vocecita que se va desarrollando mientras crecemos y se nos hace costumbre dejarla dictar nuestro comportamiento y nuestras decisiones. 

Esas cosas que constantemente te dices y que gran parte del tiempo ya no sabes que están sucediendo en tu mente. Cosas como: 

Soy muy tonto

No sirvo para nada

La gente se aprovecha de mi 

Nadie me escucha 

No puedo ser exitoso

Tú crítico interior

Si no has trabajado con tu crítico interior, lo más seguro es que estés dejando que el dirija tu vida, y te haga reaccionar de formas negativas que no te ayudan ser más feliz y más exitoso. Lo cierto es que tu crítico interior te roba de tu fortaleza mental, pues simplemente todas las decisiones las está tomando él. Por lo que el principal punto para desarrollar una fortaleza mental es necesario que trabajes con tu crítico interior, descubras de dónde viene y las cosas que constantemente te está diciendo. 

Si gustas puedes tomar mi taller de autoestima gratuito, que está enfocado a descifrar e identificar a tu crítico interior y poder trabajar con él, no solo para mejorar tu autoestima, sino para que puedas tener mas confianza y actúes de mejor forma. 

Lo que sucede es que se piensa que estas cosas que el crítico interior te dice constantemente son reales, pero nada está más alejado de la realidad que eso. Aun cuando el propósito de tu crítico interior sea el ayudarte y protegerte, esto lo hace desde una mentalidad de niño que fue cuando este se desarrolló. 

¿Qué hacer?

Si realmente quieres desarrollar una mente fuerte y desarrollar una atención plena es necesario que trabajes con tu crítico interior para volver tu mejor aliado. Ya sé que muchas personas piensas que la forma de manejar a tu crítico interior es el eliminarlo, pero verás el crítico interior surgió como un mecanismo de defensa de tu mente, y por lo tanto es necesario para tu supervivencia. En cambio, lo que recomiendan los psicoterapeutas es que lo conviertas en tu mentor o tu coach interior, de esta forma sacas lo mejor de esta subpersonalidad generada por tu mente y trabajas con ellas de la mejor forma posible. 

Esto  y trabajar con tu niño interior, es decir sanar todas tus heridas que se encuentran grabadas en tu subconsciente desde que eras pequeños, te ayudarán a remover tu plática interior negativa, crear una nueva imagen más positiva de ti mismo y además serás capaz de reconocer tus habilidades y fortalezas pero también aquellas cosas en las que no eres tan buen sin culpas o juicios. 

5 formas para desarrollar la fortaleza mental

Ahora si, vamos a lo interesante de este artículo, cómo puedes desarrollar la fortaleza mental. Aunque existen muchos ejercicios que te ayudarán a desarrollar un mente más fuerte, en este momento te comparto 5 formas que harán que tu mente se ejercite. Así como cualquier otro músculo de tu cuerpo, tu mente también necesita de un ejercicio constante para desarrollarse correcta y positivamente. 

Como te pudiste dar cuenta la fortaleza mental se trata más de los hábitos que desarrolles, así que a continuación te detallo los 5 hábitos más importantes para que empieces a desarrollar esta importante habilidad. 

1. Desarrolla una autoestima y confianza en ti mismo inquebrantable

Desarrolla una confianza inquebrantable

Una parte importante de cómo te comportas, los hábitos que tienes, la imagen que tienes de ti mismo radica en tu autoestima y la confianza de que eres capaz de lograr y tener lo que siempre has deseado. Si ya participaste en mi taller de autoestima, sabrás que esa se forma mientras crecemos y durante la adolescencia. Todos tus comportamientos y tus decisiones se basan en las cosas que tienes guardadas en tu subconsciente, en tu crítico interior y tu niño interior

Todo esto sino lo atiendes es muy posible que sigas teniendo creencias y comportamientos que te impidan actuar de forma confiada y segura, así mismo te impiden sacar el mejor provecho y disfrutar realmente tu vida.

La confianza y la fortaleza mental están entrelazadas, pues la fortaleza mental es lo que te va a permitir que cada paso en el camino, cuando cometas un error o encuentres un obstáculo puedas ir hacia adelante para cumplir tus metas y objetivos. Además, es importante que tengas la certeza de que tú puedes lograr lo que te propones y además que eres merecedor del éxito, el amor y la felicidad, y como ves esto alimenta tu fortaleza mental de arriesgar y salir de tu zona de confort. 

La confianza y la autoestima es algo en lo que puedes trabajar constantemente, yo te aconsejo trabajar con tu crítico interior y tu niño interior pues esto es el inicio para saber en dónde trabajar específicamente y que te asegura mejores resultados. Si estás interesado en trabajar conmigo, yo te puedo ayudar de forma personal en sesiones de coaching o si prefieres puedes acceder a mi curso de autoestima que realmente te ayudará a lograr un cambio en ti mismo y obtener resultados reales y perdurables. 

Sino, comienza con ejercicios sencillos de afirmaciones enfocadas al amor propio y a desarrollar la confianza en ti mismo.

2. Toma responsabilidad de tu vida

Toma responsabilidad de tu vida

Ya sé que muchas veces es más fácil culpar a la situación o a alguien más por lo que nos pasa, pero el hecho es que entre más seamos proactivos en cuanto a lo que sucede en nuestra vida nos irá mejor. No estoy diciendo que debas tomar responsabilidad por lo que hace o dice otra gente, más bien sé responsable de la forma en la que respondes a sus acciones, sé responsable de lo que piensas acerca de ellos. 

Si realmente quieres mejorar tu vida, debes tomar responsabilidad de ella. No dejes que la vida te pase, haz que la vida suceda. Empieza a crear lo que deseas, y la única forma en la que podemos lograrlo es decidiendo que tú eres el único que puede hacer un cambio en ella, que tú decides como responder a las circunstancias y adoptar una postura mucho más positiva y más abierta al cambio. 

Deja de pensar que la gente exitosa tiene suerte y tu no, mejor busca las oportunidades

3. Maneja tus emociones de forma positiva

Maneja tus emociones de forma positiva

Como te lo mencioné al inicio de esta entrada, el desarrollar un consciencia de tus emociones te ayudará a desarrollar inteligencia emocional y a cambiar la forma en la que actúas, pues verás que te es más fácil reflexionar antes de reaccionar. 

No se trata de evitar tus emociones o negar las emociones negativas, de hecho las emociones está ahí para que de tes cuenta de que hay algo en lo que debes de trabajar o algo que necesita tu atención. Úsalas como una brújula para saber cómo te sientes y cómo estás reaccionando ante los sucesos que se te presentan. Además es importante que sepas que tus emociones son un reflejo de lo que estás pensando, por lo que al darte cuenta de cómo te sientes sabrás que hay ciertas ideas que no te están ayudando y podrás determinar el origen, así como la forma de manejarlas adecuadamente. 

La mejor forma de controlar tus emociones y desarrollar la inteligencia emocional es desarrollar una atención a tus pensamientos, practicar la atención plena o el mindfulness. Esto te ayudará a mantenerte presente y ser más consciente de ti mismo, de tus experiencias y el cómo participas en ellas. 

La siguiente vez que te sientas estresado, enojado o que vas a perder el control, toma un momento para respirar profundamente, date espacio para regresar a la calma. Esto te ayudará a desarrollar ese hábito de mantenerte presente y el manejo de tus emociones de forma más positiva. 

Otro hábito que te recomiendo es el de comenzar tu práctica de meditación. Te sugiero comiences con este programa de meditación guiada que te ayudará a descubrir los grandes beneficios de la meditación. 

4. Desarrolla una actitud más positiva hacia los errores y los obstáculos

Mejora tu actitud hacia los errores

El pensar acerca de los errores como una derrota o solo como algo que nos pasa a nosotros solamente nos hace sentirnos derrotados. En realidad, todos cometemos errores, hasta las personas exitosas los comenten, la única diferencia es la actitud que tomes hacia ellos. Es decir, la gente exitosa tiene una mejor actitud hacia los errores, trata de analiza qué fue lo que sucedió y sacar los positivo de ello, trata de aprender, y después se vuelve a levantar y vuelve a intentar. 

Esta es una actitud positiva hacia los errores, el sacarles provecho, tomarlos como una lección, aprender y seguir adelante. Lo mismo cuando nos sucede algo inesperado o una situación difícil, lo puedes ver como el fin de tu mundo, o lo puedes ver como un catalizador para mejorar. Usualmente cuando tocamos fondo nos hace transformarnos totalmente, así que como ves, no siempre lo peor que nos pasa es para mal. 

La próxima vez que te encuentres en una situación difícil o que las cosas no estén saliendo como tú quieres, pregúntate: «¿Qué es lo que esta situación me está tratando de enseñar?», «¿Qué oportunidad se encuentra escondida dentro de este dolor?»

Cada problema tiene una solución, y una ventaja. Tú eres capaz y responsable de encontrarla. Cuando eres capaz de afrontar los retos, te encontrarás más equipado para ser exitoso y sacar el mejor provecho de cualquier situación. 

5. Sal de tu zona de confort

Sal de tu zona de confort

Claro que esta en nuestra zona de confort es muy cómodo y muchas veces placentero, pero esto también nos impide crecer y obtener cosas mejores. Sobre todo cuando esa zona de confort no es tan confortable, pues aunque se llame zona de confort no quiere decir que se agradable. 

Tu zona de confort es esa zona que ya conoces, en donde aun cuando la situación sea mala sabes cómo comportarte o sacar el «mejor» provecho de dicha situación. Lo cierto es que salir un poco afuera de eso que ya conoces y que de alguna forma te hace sentir seguro, te dará mucho más beneficio de lo que puedes creer. 

De hecho, en base las 6 necesidades del ser humano, teoría de Tony Robbins, la variedad o incertidumbre es una necesidad importante de todo ser humano. Es algo que te lleva a desear aprender otras cosas y vivir otras experiencias. Una investigación de Yale demostró que la incertidumbre envía una señal al cerebro que lo hace iniciar un proceso de aprendizaje, lo que indica que el hecho de sentirte incómodo es crítico para que puedas crecer y tener éxito. 

Conclusión

Como puedes ver la fortaleza mental es algo esencial para vivir mejor, ser más exitoso y lograr un equilibrio en tu vida. A partir de hoy comprométete contigo mismo a desarrollar una fortaleza mental. 

Esta fortaleza menta te ayudará a moverte de esa posición de víctima de lo que te sucede o víctima de la vida, y te ayudará a tomar cada situación como una oportunidad para transformar cada experiencia que tengas. 

Recuerda:

El muro más grande que tienes que escalar es el que construyes en tu mente.

Conoce más con estos vínculos de artículos interesantes 

Qué es la fortaleza mental 

Pin It on Pinterest

Share This