7 pasos para dejar de quejarte

Todos, absolutamente todos nos quejamos de algo en algún momento de nuestra vida o del día, pero si eres una de esas personas o conoces a alguien que la mayor parte del tiempo se la pasa viendo únicamente lo negativo y no deja de quejarse este es el artículo para ti o esa persona.

Lo cierto es que gran parte del tiempo que nos quejamos, probablemente ni nos damos cuenta. Sólo imagina a veces salimos y hace calor y lo primero que piensas es “Ay, que calor hace” o al revés, “Ay, que frío hace”. Si continuamos con esta misma forma de ver las cosas que suceden en nuestro día lo más probable es que todo lo que nos encontremos le veamos el lado negativo y continuemos quejándonos constantemente.

Las quejas te llenan de energía negativa 

Te has dado cuenta que a veces hay gente que tiende a quejarse demasiado, si es alguien cercano a ti, después de pasar un momento con esa persona reflexiona un poco en cómo te sientes. Lo más seguro es que te sientas cansado o que tu energía ha decaído, y esto es totalmente normal, pues al quejarnos y estar alrededor de personas que se quejan constantemente gastamos más energía. Lo peor de todo es que después de un tiempo tendamos a no querer pasar más tiempo con esa persona, pues todo lo que hace es quejarse y esto llega a ser aburrido y desgastante.

Como lo dije al principio todos nos hemos quejado en algún momento de nuestra vida, y a lo mejor hemos tenido rachas en donde tendemos a quejarnos más. Yo por ejemplo me doy cuenta ahora que ha habido etapas de mi vida en donde tiendo a quejarme más, hasta de lo más mínimo, y he de decir que no ha sido ni bonito ni satisfactorio pues cuando estás en estos períodos lo más seguro es que te encuentres en un estado de ánimo constante de ver las cosas más negativas y de no sentirnos bien.

Si te encuentras en una de estás etapas, en este artículo te dejo 7 pasos para que logres vencer estos momentos de negatividad y comiences a notar lo positivo en tu vida.

La felicidad viene fácilmente cuando dejas de quejarte acerca de todos tus problemas y comienzas a agradecer por todos los problemas que no tienes.

¿Cuál es el impacto de quejarse todo el tiempo?

Claro que el quejarse la mayor parte del tiempo o todo el tiempo tiene un impacto, tanto en tu salud como tu estado mental, pues al mantenerte pensando en lo negativo también te genera estrés y resentimiento que puede tener un impacto en tu salud.

Algunas de las cosas que te trae la queja son:

  • Te genera un actitud negativa. Mantienes sólo lo negativo en tu mente, lo que genera un actitud negativa. Recuerda el mantener un pensamiento negativo por mucho tiempo se convierte en una emoción, y después de mantener esa emoción por otro periodo de tiempo generará que tu comportamiento en general sea negativo. El quejarse nunca termina siendo algo positivo o nos hace más felices, al contrario sólo nos hunde más en nuestra miseria.
  • Impacta a todos los que te rodean y tus relaciones personales. Las quejas es algo que se pega y te hace sentir mal. Si escucharas a alguien más quejarse por mucho tiempo te aseguro que tu nivel de energía disminuirá y además te sentirás mal. Por lo tanto si quieres mejorar tus relaciones personales trata de no quejarte tanto pues esto sin lugar a dudas les afecta. Y habrá gente que preferirá retirarse de una persona negativa por lo que te hará perder amistades y gente a tu alrededor.
  • Te hace ser más pasivo. El quejarte no cambia absolutamente nada, al contrario sólo te hace ser más pasivo y no tratar de hacer algo por cambiar la situación.
  • Inválida todo lo positivo que hay en tu vida. Al concentrarte en lo negativo que hay alrededor de ti y en tu vida le quitas la importancia a lo bueno y positivo que hay alrededor de ti, es más después de un tiempo comenzarás a ignorarlo y no lo verás más, a la larga solo ves lo malo y esto sin lugar a dudas te trae desesperanza e infelicidad.
  • Te hace ser la víctima. La culpa es una de las principales barreras para hacer un cambio, y el quejarse es básicamente la base para toda culpa. El pensar que alguien más es responsable por lo que vives o por lo que te pasa es básicamente dar todo tu poder a alguien más y ponerte en el papel de víctima, el cual te impide hacer algo para cambiar tu situación o aquello que no te gusta.

Como verás los efectos son enormes, en cambio tendrás muchos más beneficios si comienzas a quejarte menos, comenzarás a ser más agradecido y más feliz pues el enfocarte en lo positivo te hará hacer un cambio mental.

Recuerda que para hacer un verdadero cambio lleva un poco de tiempo, así que no desesperes y comienza poco a poco. Aquí te dejo algunos tips que te ayudarán a cambiar tus hábitos y poco a poco ir cambiando tu forma de ver la vida y de pensar.

7 pasos para dejar de quejarte

Sé más agradecido

Cuando comienzas a prestar más atención en las cosas buenas que pasan en tu vida, de manera más consciente, comenzarás a sentir más armonía. Una armonía que no se puede describir y eso es algo que puedes utilizar para comenzar a cambiar tu forma de pensar. Para cambiar tu mentalidad negativa hacia una positiva.

La forma más fácil de comenzar a adoptar la gratitud como un hábito es el de iniciar tu día siempre pensando en 3 cosas o personas por las cuales estás agradecido. Pueden ser las cosas más mundanas, pero el punto es que cada día te esfuerces por reconocer 3 cosas que hacen tu vida más sencilla, más feliz, más bonita, que te hacen sentir bien o simplemente la gente que te apoya y que se encuentra en tu vida.

Cuando lo hagas concéntrate en la emoción que tienes cuando piensas en eso.

Cambia tu forma de pensar

Para poder cambiar la negatividad es necesario que comiences a desarrollar una conciencia acerca de lo que piensas, es así como podrás darte cuenta todo el tiempo que pasas pensando cosas negativas o hablándote mal a ti mismo. Todo esto es algo que tienes que cambiar si quieres vivir una vida más feliz y más plena, pero todo comienza con desarrollando la conciencia.

Algo que te puede ayudar para comenzar a desarrollar esa conciencia es practicar la atención plena o mindfulness, en donde concentras tu mente en la actividad que estás haciendo. Por ejemplo, imagina que sales a caminar, usualmente lo que hacemos es estar pensando en algo más y si tiendes a pensar en lo negativo, entonces te encontrarás dándole vueltas a algo malo que te sucedió o recordando historias pasadas.

El hecho de ser más atento o practicar mindfulness es hacer de tu actividad un tipo de meditación, es decir concéntrate en lo que estás haciendo, en el caso de salir a caminar, concéntrate en el hecho de que estás caminando, como tu cuerpo se mueve, tus piernas te sostienen, etcétera. De esta forma, comenzarás a desarrollar el hábito de estar siempre presente en cualquier actividad que te encuentres haciendo, y evitarás gravitar hacia lo negativo o lo pasado.

Permítete desahogarte

Como te lo dije anteriormente, el cambio lleva tiempo y cuando comienzas a cambiar un hábito o una forma de comportarte puede que te sientas lleno de esos pensamientos negativos y que no te des la oportunidad de sacarlos, lo cual puede frustrarte o hacerte sentir de malas, por lo que es bueno que de vez en cuando te permitas desahogarte. Considera algún amigo cercano o un familiar con el cual puedas desahogar tus sentimientos y contarle tu proceso, si no crees que esta sea la opción considera un terapeuta o un coach de vida que te pueda escuchar sin juzgarte.

Trata de juzgar menos

El ser menos crítico te ayudará a quejarte menos y pensar menos en lo negativo, y esto te incluye a ti mismo. No te das cuenta pero esas quejas también las haces contigo mismo, y esta crítica se hace una forma de actuar para ti y con los demás.

Sé un poco más compasivo contigo mismo y con los que te rodean, esto de dará una diferente perspectiva de las situaciones y de la forma en la que la gente se comporta. Es decir, cuando comienzas a quejarte del servicio o de la forma en la que la gente reacciona estás ignorando lo que sucede en su vida, tal vez tuvo un mal día y lo que tu ves es sólo una parte de ella. Al pensar en esto despertarás un poco de compasión por ella y comenzarás a ver un cambio en la forma en la que te comportas contigo mismo y con la gente en general.

Sé más responsable

El ser responsable no tiene que ver con ese sentido de que eres capaz de trabajar y mantenerte a ti y a tu familia, sino más bien va más allá que esto. El ser responsable quiere decir que aceptas que tu tienes el control de tu vida y de todo lo que sucede en ella. Me podrás decir “pero que pasa si tengo algún accidente o algo imprevisto esto no es mi responsabilidad”. Claro que la vida tiene sucesos que están fuera de tu control, pero tú eres responsable de cómo reaccionas ante estos sucesos, eres responsable de cómo te comunicas, de lo que entiendes cuando otros se comunican contigo y de cómo actúas.

Si hay algo que no te gusta, entonces en lugar de quejarte trata de encontrar soluciones para cambiar la solución o ver otra forma de verlo para cambiar ese sentir de que todo está mal.

Sé abierto al cambio

Una de las cosas que generan el quejarse es cuando no estás conforme con algo que está sucediendo y te niegas al cambio. Cuando comienzas a abrirte a él, te darás cuenta que es una oportunidad para mejorar, para vivir otras cosas, para crecer, para desarrollarte aún más. Habrá algunas veces que el cambio te genere incertidumbre o tristeza, permítete expresar tus emociones y tener ese periodo de sanación, pero manténte abierto al cambio esto te ayudará a ver todas las posibilidades que se generan con él y a aprovecharlas.

Pregúntate si quieres ser feliz o quieres seguir quejandote

Esta es una de las cosas que más me ha funcionado, preguntarme si quiero tener la razón o quiero ser feliz. Si realmente vale la pena expresar esas ideas negativas que no van a aportar nada bueno.

Haz de esta frase un paso importante antes de emitir cualquier cosa que pase por tu mente y decirla abiertamente.

¿Qué quiero ser feliz o tener la razón?

¿Quiero ser feliz o quiero quejarme?

Otros artículos interesantes acerca de técnicas para dejar de quejarse:

Cómo Dejar De Quejarse Para Siempre Con Estas 3 Estrategias Poderosas – Habitualmente

¡Libérate de la queja! Vivirás mejor – Área humana

Pin It on Pinterest

Share This