La relación entre la mente y las enfermedades

Descubre cómo influyen tus pensamientos y tus emociones en tu salud física.

Post Invitado – Alejandra Gutiérrez

Todo comenzó un domingo a las 6:00 am, fuimos a recoger al doctor a su casa, lo llevaríamos de Puebla al hospital al DF a ver a un paciente muy querido de nosotros.

Esas dos horas de viaje de ida y dos de vuelta me intrigaron tanto que no olvido que hablé y pregunté todo lo que se me ocurrió ese día. El doctor no era un doctor común, este doctor “cura emociones”, sí, como lo lees, cura emociones atrapadas en  nuestro cuerpo que se vuelven dañinas para nuestros órganos y que de no ser “curadas” a tiempo podrían dañar de manera irreversible todo nuestro organismo.

Nos cuestionaba acerca de las programaciones en tu cerebro que te integran desde niño, nos decía: Cuando eras pequeño, recuerdas cómo tu mamá te decía:   “-tápate que si no te vas a enfermar” y como “magia”,   te enfermabas y al final te decía: – “¿ves? Te lo dije”.  Y claro, se me vino a la mente mi papá siempre diciéndome que si salía cuando estaba lloviendo o cayendo las primeras gotas y se mojaba la cabeza, se enfermaba;  y dicho y hecho:  se enfermaba.

Si, cuando te hablo de un doctor que “cura” las emociones, si tal vez pensaste en un psicólogo, psiquiatra, de una vez te comento que no!  Hablo de un doctor médico general, especialista homeopático que estudió acerca de la nueva medicina germánica del Dr. Ryke Geerd Hamer)

Este doctor nos comentaba… “Estamos acostumbrados a pensar que cuerpo y mente son dos realidades distintas que no tienen nada que ver, pero esto no es así;  cuerpo y mente se modelan mutuamente y trabajan juntos y no se aíslan entre sí, de hecho su relación y forma de funcionar son fundamentales para nuestra salud” y de eso habla esta “teoría de la nueva medicina germánica” y algunas otras corrientes que al investigar encontré: la biodescodificación, la neurocodificación y la programación neurolingüística.  Una acción con un determinado pensamiento o emoción que para ti puede ser tomado como negativo o que ya está guardado en tu subconsciente o genes,  podrían llegar a producir una enfermedad

Podría sonar absurdo, ¿no crees?  Pero si pudieras estar consciente de la cantidad de pensamientos que atraviesan por tu mente día con día, te percatarías que tenemos un alto porcentaje de pensamientos que resultan negativos, entonces, ¿por qué descartar la idea de que nos pueden causar daño un pensamiento de esos?  Así es que tenemos un “cerebro emocional” que juega un papel importante en las enfermedades que tenemos.

La relación entre la mente y las enfermedades

El cerebro emocional o sistema límbico

El cerebro emocional guarda la información genética de años de evolución y es el encargado de gestionar las emociones, el aprendizaje y la memoria.

El estrés, por ejemplo, aunque es algo que no vemos y que resulta emocional puede provocar síntomas físicos como dolor de cabeza, migrañas o insomnio.

“The American Institute of Stress” menciona que el primero en ocupar la palabra estrés fue Hans Selye en 1936 y lo definió como “la respuesta no especifica del cuerpo para cualquier demanda del cambio”

Estrés según “Oxford Living Diccionary” es el estado mental o emocional resultante de las circunstancias demandantes del exterior. En su artículo de la “American Psychological Association” publicado en Julio 4 2004, el estrés afecta el sistema inmune y se relacionó con los tipos de estrés y la duración;  menciona que la fiabilidad del evento estresante asociado con los cambios en el sistema inmune y las características de esos eventos son importantes para determinar el tipo de cambio que ocurre en su cuerpo

La ansiedad por ejemplo,  es otro “sentimiento” abstracto que causa algunas enfermedades pero como tal no es una enfermedad por si misma.

Al final la ansiedad de acuerdo con el www.anxietycentre.com es el resultado de un cierto estilo de comportamiento. La ansiedad es un estado fisiológico, psicológico y emocional que resulta cuando nos comportamos con aprensión y también es una vez más un “sentimiento” que tenemos.

La relación entre la mente y las enfermedades

Todas estas teorías en resumen te dicen: La mente no reconoce si un pensamiento es un simple pensamiento o una realidad,  la emoción permanece en tu cabeza y la reacción de tu cuerpo es parte de la respuesta primitiva que nosotros como seres humanos tenemos. El estrés y la ansiedad producen un cambio en el hipotálamo a nivel celular y envía hormonas de cortisol, lo cual produce que tu cuerpo esté preparado para moverse en caso de que sea necesario.  Cuando duermes y tienes pesadillas,  se te puede acelerar los latidos del corazón o sudar, ¿verdad?, entonces por qué no pensar que en la vida nuestros pensamientos negativos pueden producirnos una enfermedad?

Cuando pensamos en el cuerpo humano,  la maquina más perfecta que existe, la cual tiene la habilidad de reconstruirse por sí misma si así lo quisiera, no debería ser extraño pensar que puede curarse a sí misma de una enfermedad que lo pudiera atacar.

El objetivo de esta sección es tratar de concientizarnos del bombardeo de ideas, pensamientos, emociones que estamos dejando entrar a nuestro organismo “la enfermedad”, para que de manera consciente, podamos resolver los conflictos asociados a “esa enfermedad”   y así erradicarla de nuestro organismo de un modo más “natural” sin tener que medicarse de manera exagerada a través de las diferentes  metodologías planteadas por cada una de las corrientes.

¿Porque no tomar el riesgo de probar esta teoría?

Más acerca de la biodescodificación:

Descubrimientos de la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer – New Medicine

Biodescodificación – ¿Qué significa cada enfermedad? – La Bio Guía

 

Alejandra Gutiérrez

Escritora invitada

Inscríbete al Taller para mejorar tu autoestima

Un taller de técnicas cognitivas y ejercicios de autoterapia que te ayudarán a desarrollar la autoestima y la confianza en ti mismo.

 

Suscríbete a la circular de Hábitos Exitosos y recibe un correo con las 4 lecciones del taller y el vínculo para accederla.

¡Te has suscrito exitosamente!

Pin It on Pinterest

Share This