8 pasos para mejorar tu autoestima

Lo que tu piensas de ti mismo es mucho más importante que lo que cualquier persona puede pensar de ti.

La autoestima es un tema bastante amplio y complejo, dentro de mi blog he compartido varios artículos refiriéndome a la importancia de mantener una buena autoestima y una imagen de ti mismo más amorosa y armoniosa para tener una vida mucho más feliz y más exitosa.

La autoestima es el ingrediente más básico para sobrevivir psicológicamente, es una necesidad humana fundamental, aunque no pienses en ella forma parte de ti y de cómo te comportas.

¿Qué es la autoestima?

La verdad es que muchas veces pensamos que tenemos una buena autoestima más que nada porque nos arreglamos o porque expresamos lo que pensamos la mayor parte del tiempo, pero lo que quiero que comprendas en este artículo es que la autoestima es más que un sentimiento pasajero o el pensar que arreglándote y viéndote bien equivale a tener una buena autoestima.

Realmente la autoestima es un sentimiento mucho más profundo y es el reflejo de lo que piensas de ti mismo, de si piensas que mereces ser feliz y que tú eres valioso. Este sentimiento es lo que te motiva y lo que genera tu comportamiento diario.

Aún cuando no pienses algo específico relacionado a tu autoestima en cada momento, ese sentir esta ahí contigo todo el tiempo y se ve reflejado en cada una de tus relaciones personales, en las relaciones amorosas, en las relaciones con tu hijos y familia, y en tu vida laboral. Tu autoestima se refleja en como tratas a las demás personas y como eres tratado.

Asimismo, si tienes una autoestima alta es más probable que tengas actitudes más positivas, como por ejemplo ponerse objetivos y logros que pueden cumplir, se pueden comunicar de manera más abierta y honesta acerca de lo que necesitan y sus deseos, así como una tendencia a expresarse de manera asertiva. La gente con buena autoestima se encuentra en relaciones personales saludables y reconoce el valor de ellas. Y es más probable que trate a la demás gente con respeto, sin precios y de manera justa, lo mismo que pide a cambio.

El impacto de la autoestima en tu vida diaria

El Dr. Nathaniel Branden, es un psicoterapeuta muy reconocido en el ámbito de la autoestima, y el menciona que por lo regular la gente con baja autoestima tiene comportamientos como ser irracional, miedo al cambio y por lo tanto se le piensa como rígido, miedo a varias cosas, actúa a la defensiva o es demasiado agresivo porque por lo regular piensa que la gente lo trata mal y reacciona de la misma forma hacia las demás personas, también es posible que trate de controlar a la gente. Otros comportamientos como ser demasiado penoso, lo cual no es lo mismo que ser introvertido, y puede tener miedo a las personas o a relacionarse con gente nueva y/o comportarse de manera hostil.
En cambio, la autoestima alta se ve reflejada en otro tipo de comportamientos que te permiten experimentar cosas más positivas, y por lo tanto serás más feliz y exitoso pues eres más creativo, más independiente, flexible, abierto al cambio, ver de manera positiva los errores, más compasivo contigo y con las demás personas y puedes trabajar bien en equipo.
Entre más sólida se encuentre tu autoestima, lo mejor estarás equipado para manejar cualquier situación que se te pueda presentar en la vida, en caso de tener algún tipo de fracaso o error te podrás levantar más fácilmente y te mantendrás más positivo y abierto a descubrir más y mejores oportunidades en tu vida.
Reflexiona, ¿qué tanto consideras que tienes derecho a ser feliz?, ¿qué tanto te gustas a ti mismo? y ¿qué tanto te respetas?
Analiza un poco tus relaciones personales, ¿crees que no tienes una relación amorosa sana? ¿crees que te podría ir mejor en tu vida laboral? ¿te puedes comunicar de manera abierta y asertiva?
Si contestaste si a alguna de las preguntas anteriores, es posible que tengas que trabajar un poco más en tu autoestima.

8 pasos para mejorar tu autoestima

Desarrolla la conciencia

El primer paso y lo más importante es darte cuenta que necesitas cambiar y el qué vas a cambiar. Por eso lo primero es que analices que tipo de cosas son las que piensas de ti mismo, cómo te habas, cómo te describes. Toda esa plática interior negativa es la principal causante de tu baja autoestima, pero llevamos tanto tiempo diciéndonos lo mismo que ya ni nos damos cuenta.

Lo mejor que puedes hacer es empezar a notar que tipo de ideas y pensamientos tienes sobre ti, aun cuando te parezcan sin importancia, el decirte cosas como “ay, que estupído” o “ay, que tonto” es un patrón que hay que cambiar.

Una de las técnicas más utilizadas actualmente para tratar casos de muy baja autoestima, depresión y otras enfermedad es la de las terapias cognitivo-conductual, y uno de los métodos es precisamente el de darse cuenta que son tus pensamientos los que generan una emoción y esto a su vez genera un tipo de comportamiento que mantienes y que se te hace un hábito. Así que si quieres cambiar la forma en la que te comportas los más efectivo será que cambies la forma en la que piensas, pero esto no lo podrás hacer hasta que seas capaz de reconocer cuáles son las ideas y pensamientos que hay cambiar.

Cuídate a ti mismo

El escuchar y atender a tu cuerpo es parte esencial para amarte totalmente. El hacer ejercicio, comer bien, dormir bien todos son parte de cuidarte y dedicarte un poco de tiempo para ti.

Aunque no lo creas el hecho de que te empieces a dedicar más tiempo a tu cuidado personal, te hará sentir mucho mejor contigo mismo. Si quieres comienza arreglarte un poco más, o cambiar algo en tu apariencia que te haga sentir bien. Si eres mujer dedica un poco más de tiempo a hacer algo que te guste, relajarte, meterte a la tina, hacerte un facial, todo aquellos que te permita consentirte y sentir que te estás prestando atención.

Recuerda todo empieza contigo mismo, si quieres que los demás te traten bien comienza tratándote bien tu mismo.

Tómate un momento para apreciarte

El comenzar a apreciar lo que eres y lo que eres capaz de hacer es parte esencial para mejorar tu autoestima. Muchas veces estamos tan enfocados en todo aquello que no tenemos, lo que no podemos hacer, o quién no somos, que nos olvidamos de todo aquellos que SI podemos hacer, todo aquello que SI hemos logrado, todo lo que SI somos.

Que pasaría si en vez de criticarte todo el tiempo o reprocharte por aquellas cosas que no salieron como esperabas, te comienzas a felicitar por lo que si pudiste hacer, por lo que si lograste hacer.

Comienza una práctica diaria de al menos un par de minutos en pensar cosas positivas de ti mismo, cosas que hayas hecho el mismo día, cosas que te gusten de ti y si no puedes pensar en nada, entonces cosas que las otras personas te hayan dicho que les gusta de ti. Después incrementa esta práctica a hacerla varias veces al día hasta que logres desarrollar un hábito de enfocarte más en lo positivo de ti mismo que en aquello que no te gusta, y te aseguro que poco a poco comenzarás a verte de otra forma, de una forma más positiva y más amorosa.

Conócete

Sucede que muchas veces tenemos miedo a ver hacia nuestro interior o reconocer lo que hay en nosotros mismos, a veces es porque hemos creído esos adjetivos y etiquetas que otras personas nos han puesto, pero si quieres mejorar tu autoestima y amarte realmente es necesario que hagas un inventario de todo lo que eres, todas esas cosas buenas que llevas dentro y que eres capaz de hacer, y ¿por qué no? también todo aquello que no te gusta o que quisieras cambiar.

Cuando comienzas a hacer una lista de todo lo positivo, tal vez al principio sea un proceso lento, pero conforme vayas reconociendo esas cosas te aseguro que más vendrán. Asimismo con las limitaciones, a veces pensamos que tenemos más cosas malas pero cuando realmente te pones a hacer inventario verás que ni son tan malas y que si hay algo que no te gusta lo podrás cambiar.

Si deseas que la gente te quiera y te acepte, es necesario que tú te quieras y te aceptes y conociéndote verdaderamente es la forma más efectiva para lograrlo. De esta forma te darás cuenta que tienes mucho que ofrecer al mundo y también podrás establecer algunas metas que te permitan mejorar aquellas cosas que deseas cambiar o que hoy las ves como límites.

 

Cambia tu forma de pensar acerca de los errores

La gente que tiene baja autoestima es mucho más propensa a recriminarse y a martirizarse por haber cometido un error, pues lo ven como parte de ellos mismos o como si ese error probará que no pueden lograr cosas. En realidad todos cometemos errores, es parte de la vida, pero de alguna forma hemos crecido pensando que los errores son malos y que no deberíamos de cometerlos.

Cuando comienzas a desarrollar una visión más positiva acerca de los errores, es decir tomarlos como una oportunidad para rectificar o la retroalimentación de un evento, entonces podrás concentrarte en cosas más positivas como qué hacer para no volver a cometerlo o cómo cambiar algunas acciones que te permitirán reorientar el camino.

La gente que tiende a cumplir sus metas y tiene éxito no es aquella que no comete errores, es más bien una persona que sabe aprovecharlos.

Si quieres mejorar tu autoestima cambia la forma en la que piensas acerca de los errores, en lugar de tratarte mal por hacerlos, enfócate en que cosas puedes cambiar para no volver a cometerlo.

Sé más compasivo

La compasión no quiere decir que tengas lástima, quiere decir que observas los hechos desde un punto de vista de entendimiento y simpatía por otra persona o por ti mismo. En lugar de juzgar por las acciones ocurridas trata de entender porque sucedieron las cosas y por qué la persona o tú mismo actúo de determinada forma.

Evita los prejuicios o hacer conclusiones de algo que no conoces o de lo cual no conoces todos los hechos. Sí, todos en algún momento de nuestra vida lo hemos hecho, pero cuando empiezas a desarrollar esta compasión por otras personas, también la desarrollas para ti mismo.

Puedes comenzar con:

  • Simplemente escuchar a alguien más mientras te habla de sus emociones (trata de hacerlo activamente, es decir escuchar completamente sin estar pensando en la respuesta o juzgando a la persona)
  • Sé amable con las personas, aun cuando no las conozcas, por ejemplo puedes cederle el paso a un coche que pase por tu camino, o abrirle la puerta a alguien.
  • Trata de tener siempre una respuesta positiva hacia los demás, o si ves a alguien que no está teniendo un buen día puedes decirle una frase que lo motive o que lo aliente

Evita las comparaciones

Es un hábito bastante destructivo el compararte con alguien más o la vida de alguien más con la tuya. Para empezar ni sabes todas las circunstancias por las que la otra persona pasó, ni tampoco te haces justicia a ti mismo.

Cuando te comparas te tiendes a enfocar en lo que la otra persona tiene y tu no, o lo bueno que le va a la otra persona o tu no. En caso contrario, te comparas para sentirte mejor y tiendes a ver lo bueno que tú hiciste pero que los demás no pudieron.

La vida no es una carrera, la vida se trata de ser feliz con lo que tú eres y lo que tú haces, cuando te enfocas en lo que las demás personas son o no son en comparación contigo mismo sólo estás creando una competencia que realmente no existe y que no vas a ganar.

Cuando sientas la necesidad de comparar, enfócate mejor en algo positivo que TÚ estés haciendo y trata de ser más compasivo contigo mismo. Trata de ser más positivo.

 

Pasa más tiempo con gente positiva

Aun cuando comiences a desarrollar una actitud positiva, a ser más compasivo y más amable con la gente, si tiendes a reunirte con gente que le gusta criticar o que es muy negativa lo único que lograrás es que tu energía decaiga y que te cueste más trabajo mantenerte en ese sentir armonioso.

Trata de ser más selectivo con la gente que pasas tu tiempo, evita gente que son perfeccionistas, que no son amables o que se quejen todo el tiempo. Yo sé que siempre habrá alguien así alrededor tuyo, y muchas veces pensarás que no es posible evitarlos todo el tiempo, más bien todo empieza con evitar participar en pláticas denigrantes o negativas.  Si hay alguien que quiere llevar la conversación hacia algo negativo trata de dirigirla a lo positivo. Eventualmente, la persona cambiará de actitud o dejará de acudir a ti para mantener conversaciones negativas.

Elige personas que prefieran lo positivo, que se cuiden a sí mismas, que sean amables que sean más abiertas.

Y esto mismo aplica para el tiempo en que pasas leyendo noticias y participando en redes sociales que tiendan a lo negativo, evita consumir cosas negativas, y aprovecha tu tiempo en desarrollarte a ti mismo, leyendo libros, blogs o cosas que te motiven.

Haz algo que cambie tu vida

Si realmente quieres cambiar tu vida te recomiendo empieces por trabajar en ti mismo, y la autoestima es la base de todo tu desarrollo. Te darás cuenta que no es necesario cambiar lo que sucede en tu exterior y a las otras personas, todo lo que necesitas es amarte incondicionalmente, valorarte y tener la certeza de que tú te mereces lo mejor, amor, éxito y todo lo que deseas.

Si estás interesado en llevar tu vida al siguiente nivel, te recomiendo te inscribas a mi Curso para mejorar la autoestima en 30 días. Es un curso con técnicas y ejercicios comprobados que te harán realmente hacer un cambio desde tu interior que ser reflejará en tu vida entera.

Curso para Mejorar tu Autoestima en 30 días

Cambia la forma en la que ves la vida, la forma en la que relacionas con las personas y la manera de comportarte en tu ambiente laboral.

Te llevo de la mano para que puedas descubrir las causas de tu malestar actual, puedas sanar y desarrollar lo que necesitas para tener una vida más feliz y exitosa.

¡Aprovecha un sólo pago o 6 meses sin intereses!

Pin It on Pinterest

Share This