Qué es la alimentación intuitiva
Cómo puedes adoptarla


En algunos de mis artículos anteriores ya he hablado de alimentación intuitiva y en mi sitio personal hablo bastante acerca de este tema que me apasiona y que además creo que puede cambiar la vida de muchas personas.

Ya tiene tiempo que inicié mi viaje en la integración de la alimentación intuitiva a mi vida y he de decirte que en verdad hace una gran diferencia en mí, desde la forma en la que me alimento, en la que me comporto alrededor de la comida y la forma en la que veo a mi cuerpo.

Asimismo, algo que siempre me ha preocupado como mamá de dos niñas pequeñas, era el no heredar comportamientos e ideas que posteriormente hagan en sus vidas una carga emocional y algo difícil de eliminar como el hecho de hacer dietas, de tratar de cambiar sus cuerpos a toda costa y el desarrollo de desordenes alimenticios.

Es por esto que a mí se me hace un tema sumamente importante, hoy que vemos en redes sociales tanta información acerca de lo que debes y no debes comer, o los «cuerpos perfectos» aunque solo sean imágenes retocadas en Photoshop.

Todo esto pone una gran carga en las niñas y ahora también en niños para poder alcanzar una imagen que no es real y lo único que hace es que ahora cada vez más niños desarrollen desordenes alimenticios, sean más propensos a la obesidad y tengan una imagen propia mala.

Cómo tu alimentación puede ayudarte a mejorar tu vida

Aunque mucha gente no lo creo o no vea la relación, el cómo te tratas, cómo ves a tu cuerpo, cómo lo cuidas y lo que comes tiene que ver mucho con tu desarrollo y tu crecimiento personal. Verás gran parte de lo que comes y tus hábitos de salud se crean en base a lo que nuestros padres han modelado.

En el libro Geneen Roth, Libérate del Comer Emocional, 8 de cada 10 mujeres que tienen una mala relación con su cuerpo, están a dieta constantemente y tienen más probabilidad de ser obesas han adoptado estos modelos por cosas que vieron en sus padres.

Específicamente, el si sus mamás estuvieron a dieta, si se les controlaba demasiado la comida o el simple hecho de utilizar la comida como premio o castigo generan una mala relación con la comida y en gran parte el comer emocional, el cual es una de las principales razones de obesidad.

Por eso, para mí la forma en la que te alimentas no solo es un aspecto físico y de hábitos, sino de comportamientos y modelos aprendidos, de una falta de conexión con nuestro cuerpo, con una falta de confianza en nosotros mismos y hasta una evidencia del nivel de inteligencia emocional (la capacidad que tenemos de manejar adecuadamente nuestras emociones).

Qué es la alimentación intuitiva

La alimentación intuitiva está muy lejos de ser una dieta más o una forma de restringir los alimentos. En realidad la alimentación intuitiva es una filosofía de nutrición, creada por las dietistas especializadas Evelyn Tribole y Elyse Resch en los años 90.

La alimentación intuitiva es un sistema que integra tu cuerpo, tu mente y tus emociones. Con este proceso de reconexión con tu cuerpo podrás reconocer la importancia del manejo emocional, la forma en la que te ves a ti misma y tu cuerpo, y comenzarás a desarrollar una mejor relación con la comida y contigo misma.

Desde una perspectiva de nutrición, la alimentación intuitiva es un marco que nos ayuda a mantener elegir nuestros alimentos al conectarnos con nuestro cuerpo y cubrir nuestras necesidades de hambre física en lugar de restringirnos o seguir ciertas reglas. La alimentación intuitiva te ayudará a reconocer cuando realmente tienes hambre o cuando necesitas algo más. Como lo puedes ver en realidad es un viaje hacia tu interior, a amarte incondicionalmente y escucharte realmente. 

Creo que por eso esta filosofía ha tomado tanta importancia en los últimos años, pues cada vez más gente reconoce que las dietas y la restricción de alimentos NO es una solución efectiva y duradera para el control de peso. De hecho, las dietas son parte del problema y generan muchos más problemas de lo que pensamos.

Cuando comienzas a alimentarte intuitivamente te olvidas de reglas, de restricciones o de conteo de calorías, grasas o carbohidratos. En realidad, comienzas a darte cuenta que tu cuerpo tiene la capacidad de decirte cuándo necesitas comer y cuándo ya estás satisfecho.

El problema es que si eres una de las personas que fue educada con la regla de acabarse todo lo que estaba en el plato o fuiste controlado en términos de lo que comías y la cantidad, lo más probable es que hayas reducido esta habilidad (que todos tenemos) de comer cuando tenemos hambre física y dejar de comer cuando estamos satisfechos.

Los efectos de las dietas

Sin darnos cuenta, pensamos que las dietas nos van a ayudar a perder peso y finalmente poder ser felices, sentirnos bien en nuestro cuerpo o sentirnos con más confianza. Lo que no nos damos cuenta es que las dietas no son una solución real. Si así fuera no existirían tantas dietas en el mercado, no habría tanta obesidad o desordenes alimenticios.

Usualmente la gente piensa que la gente con problemas de sobrepeso es porque no hacen ejercicio o porque comen mucho. Se tienen muchos prejuicios acerca del sobrepeso y se piensa que las personas que son obesas no tienen fuerza de voluntad pero en realidad se ha comprobado que esas personas tienen más voluntad que otras que nunca han hecho una dieta.

Al restringir los alimentos, al reducir la cantidad de calorías o alimentos que ingieres, al ignorar las señales de hambre que envía tu cuerpo estás haciendo que tu cuerpo reaccione de forma negativa. ¿Cómo? Al reducir el metabolismo, al generar una obsesión con la comida, al darte más hambre o el estar demasiado cansado, generas más cortisol (hormona que le dice a tu cuerpo que almacene más grasa) y te genera estrés.

¿Te ha pasado que evitas comprar ciertas cosas por miedo a que te las acabes en una sentada? Bueno, pues una de las cosas que nos dejan las dietas es ese miedo a perder el control, de hecho es un efecto físico y psicológico de poner a tu cuerpo en un estado de inanición.

Para poder sanar todos estos efectos, toda la carga mental y emocional que has cargado porque tu cuerpo no se ve cómo quieres o porque no puedes mantener el peso que deseas, es necesario que remuevas todas las restricciones y comiences a sanar la relación contigo misma y con los alimentos.

Es aquí en donde la Alimentación Intuitiva te ayuda a sanar esos efectos del estar a dieta constantemente. Te ayuda a eliminar esos comportamientos de comer compulsivamente o comer emocionalmente, te ayuda a sentirte mejor con tu cuerpo y desarrollar una confianza en ti mismo.

Cómo te puede ayudar la alimentación intuitiva

Si eres una persona que has tenido problemas de sobrepeso o tienes desordenes alimenticios, si eres una persona que come emocionalmente, si tal vez te la pasas haciendo dietas o restringiendo los alimentos y buscas una solución, la alimentación intuitiva puede ayudarte realmente.

Verás, la alimentación intuitiva es un proceso de reconexión con tu cuerpo y por lo mismo es un conjunto de pasos que te ayudan a ir integrando y sanando mental, física y emocionalmente para lograr llegar a un equilibrio.

En mi experiencia personal, una vez que logré eliminar la mentalidad de dieta y hacer las paces con la comida, comencé a comer más equilibrado, logré eliminar esas ideas de que yo era adicta a los carbohidratos o que no podía parar de comerlos.

Hoy en día ya no le tengo miedo al pan y por lo mismo ya no lo como en exceso, como más verduras y vegetales, no por que me obligue sino porque realmente mi cuerpo me lo pide, eliminé muchas cosas de mi dieta porque me di cuenta que no me hacían sentir bien y una vez que eliminé las reglas pude dejarlas de comer sin sentirme privada o limitada. Hace mucho tiempo que no hago una dieta y no tengo la necesidad de hacerla, como hasta sentirme satisfecha y no más y me siento bien en mi cuerpo.

Hay muchos otros beneficios de la alimentación intuitiva, entre algunos de los que se encuentran documentados en base a resultados de estudios con distintas personas son:

  • Mejora en los niveles de colesterol
  • Ayuda a eliminar el comer emocional
  • Ayuda a las personas con desordenes alimenticios
  • Te ayuda a mejorar tu imagen propia
  • Ayuda en tu confianza y autoestima
  • Reduce el estrés
  • Te ayuda a sanar tu metabolismo
  • Lograrás sentirte mejor y más satisfecha en general.
A través de una revisión de 24 estudios en donde examinaron el efecto psicológico de la alimentación intuitiva en mujeres adultas, se encontró que la alimentación intuitiva está asociada con los siguientes resultados positivos:
  • Menos desordenes alimenticios
  • Imagen corporal más positiva.
  • Mayor inteligencia emocional
Si quieres conocer un poco más acerca de la alimentación intuitiva, te invito que te registres en mi taller gratuito El Arte de Vivir Intuitivamente. Conocerás más a profundidad acerca de esta filosofía.

Pin It on Pinterest

Share This